Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

martes, 14 de octubre de 2008

Rainbow: Long live rock 'n' roll


Me encanta el momento en el que te pones a escuchar un disco por primera vez, a un volumen justo y necesario, rodeado del ambiente que la ocasión merece, con o sin personas a tu alrededor, apreciando los detalles, intentado extraer la esencia del disco, como si fuera la última vez que te pusieras a escuchar música... y se te hace corto. ¡Vaya, voy a tener que escuchármelo de nuevo! Te lo vuelves a poner por segunda vez, y con una inercia propia de los discos que merecen la pena, de repente te das cuenta de que te está llegando de maravilla, que le pillas el ritmo, estás atento a los cambios, y te emocionas, y se te pone la piel de gallina, y se te vuelve a hacer corto. Y así sucesivamente. En la siguiente fase has descubierto que el disco que escuchabas es imprescindible, una reliquia, un álbum fundamental en tu colección. Lo mismo me ocurrió con una obra maestra del Hard Rock de los 70, el "Long Live Rock and Roll" de Rainbow.

Rainbow es una banda británica que surgió de la separación de Ritchie Blackmore de Deep Purple en 1974. Tras una etapa controvertida después de la publicación del "California Jam", Blackmore tomó la decisión de abandonar Deep Purple para unirse a unos chicos que habían teloneado previamente a Purple, ELF, en los que se encontraba un por aquel entonces desconocido cantante bajito de aspecto muy peculiar, pero con una voz impresionante, Ronnie James Dio. Blackmore era un guitarrista muy admirado por esa época, pero también tachado de un carácter egocéntrico, testarudo y a veces violento. En la fundación de su nueva banda, Rainbow, quedó la impronta del carácter egocéntrico del genial guitarrista, el primer disco se llamaría Ritchie Blackmore's Rainbow. ¿Cómo no?.

Eso sí, el aporte de registros clásicos a la música Hard-Rock de la época y posteriores fue increíble. El "Long Live Rock and Roll", su tercer disco en estudio, está considerado por muchos como una obra maestra, una pieza de coleccionista, y un pilar fundamental para comprender el Hard-Rock que llegó después de Rainbow. El disco comienza con un tema vivo, atemporal y atractivo como el que da nombre al album "Long live rock 'n roll", que da rienda al lucimiento de las cuerdas vocales de Ronnie James Dio. El segundo tema es "Lady of the lake", una canción muy interesante que combina rasgos sencillos con aspectos de virtuosismo pseudo-oriental del amigo Blackmore, y que gana interés en cada escucha. El tercer tema es "L.A. Connection", una canción lenta pero contundente y emblemática, con un aplome del bajo extraordinario, y una intensidad secundada a la perfección por un riff sencillo pero muy metálico.

A partir del cuarto tema se escala el cenit musical de la carrera de Blackmore. "Gates of Babylon". Canción perfecta, no le sobra ni le falta nada. A menudo me pregunto cómo puede salir ese torrente de voz de un cuerpo tan diminuto como el de Ronnie James Dio. Además, "Gates of Babylon" posee uno de los mejores solos de guitarra de Blackmore de su toque oriental. No lo había destacado hasta ahora, pero es digno de mención el trabajo de uno de los más grandes baterías de la historia, Cozy Powell, apuntando unas entre-estrofas impresionantes.

La apoteosis llega con el tema "Kill the king", santo y seña de Rainbow por los siglos de los siglos. Épico, emblemético, espectacular, tanto que tendrían que inventarse nuevos calificativos para poder describirlo bien. Toda la fuerza y la técnica de estos cinco virtuosos al servicio de una canción. Y además, con un final glorioso, de los que te dejan con la boca abierta por mucho tiempo. No es de extrañar que haya sido versionada por infinidad de grupos, con mayor o menor éxito.

El disco continua con "The Shed (Subtle)", un tema de medio tiempo que sirve para compensar el subidón de energía del anterior, y que enlaza a la perfección con los siguientes, "Sensitive to light" y "Rainbow Eyes". "Sensitive to light" es una canción rockanrolera, muy del estilo Rainbow del primer disco "Ritchie Blackmore's Rainbow". Y "Rainbow Eyes" es otra de esas canciones míticas de Rainbow versionadas hasta la saciedad. Es un tema lento sin llegar a la pomposidad de la balada ochentera, y en el que el dúo Dio-Blackmore da rienda suelta a su creatividad más sencilla y acogedora que sirve para poner la guinda a un álbum extraordinario.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que pasa Pirri!

Me ha gustado el articulo (por fin pones algo sobre musica... ) hasta me han dado ganas de escucharlo JA JA JA.
A ver cuando pones algo de Vixen (con su cancion sobre our friend Quliez).

Un saludo.

The Virus dijo...

Ja jaja estoy contigo en lo de que se te hace corta y la vuelves a poner una y otra vez sin artarte de oirlo y cada vez profundizando mas.

Tengo que investigar más sobre este grupo , me sonaba su existencia pero no tenia ninguna muestra de su música.

Saludos.