Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

jueves, 31 de diciembre de 2009

Momentos para la reflexión

Me hago mayor. Recuerdo momentos en la infancia en los que los días eran interminables, podías hacer multitud de cosas, y el tiempo pasaba lenta, muy lentamente. Pasada ya la treintena me miro al espejo y no veo a alguien tan diferente al de hace unos años. Me sigue apasionando el baloncesto, la música y el cine entre otras cosas, pero me siento ese bicho raro e incomprendido que no comulga con lo que nos quieren vender, que se niega a reconocer que toda la música y el cine que se hace en este planeta es lo que sale en televisión, y si no sale, no existe. El baloncesto simplemente no sale. ¿Baloncesto? Es esa entelequia de la que hablan algunos pringados que no saben jugar al fútbol... ¡Cuánto darían algunos por poder disfrutar de algo tanto como nosotros lo hacemos con el baloncesto!

Por eso me gustaría agradecer a toda la comunidad bloggera de este precioso mundo del baloncesto - no quiero nombrar a todos para no olvidar a ninguno, pero ya sabéis quienes sois - vuestra labor de dar a conocer el deporte de la pelota naranja, de opinar, discutir y hacer soñar. Una especial mención deberían recibir aquellos dueños de blogs que nos regalan día sí y día también algunos vídeos míticos del baloncesto, partidos memorables y actuaciones épicas. Ellos también saben quienes son, y desde aquí mi apoyo para que no desistan en su tarea. Para nosotros son como la televisión que no hay.

Muchas gracias a todos, y feliz año nuevo.

martes, 29 de diciembre de 2009

De la catarsis blanca, clínics y otros relatos


Liberadme de la condena de hablar mal de Messina por un partido, pero me es tan difícil dejar de hablar de este Madrid... En este artículo no discutiré la labor del italiano como técnico-psicólogo-terapeuta-semidios caído del cielo por obra y gracia de Ra, que llegó a iluminar la senda blanca. Más bien al contrario, pero espero que se entienda.

Hablamos de un equipo teóricamente diseñado para ganar, con un presupuesto desorbitado, con una proyección internacional, y por supuesto, con unos mimbres muy interesantes. Messina tuvo que realizar en tiempo récord el trabajo de inventarse un equipo ganador de Euroliga a cortísimo plazo, de este año no pasa. Tú, tú y tú, fichados. Venga, para adentro, que vais a coger frío. Ettore no tiene un pelo de tonto y no se puso a vender la burra del éxito prematuro. Con este equipo seguro que ganamos todo, ya veréis, confiad en mí... Pero ni Maceiras tampoco. De hecho, Antonio, que sabe más por viejo que por diablo, ha mantenido estricto silencio - al menos yo no le he escuchado en ningún medio - desde la primera derrota en Euroliga frente al Khimki de Scariolo. A ver si al final la vamos a liar...

Posición lógica. Si comienzan usando la palabra "equipo" en el seno de un conjunto de individualidades complejas, procedentes de otros estilos de juego, diferentes nacionalidades y demás factores, obvian el proceso natural de ensamblaje de sistemas, movimientos, y gestos técnicos que transforman a un grupo de talentos en un equipo de baloncesto. Por ahora, Ra no se ha manifestado, pero su cara de ayer era un poema de Sófocles. Madre mía, con el dinero que me está costando esto...

¿Humillación? ¿Ante este Barça? Eso sería no ser conscientes de la perspectiva deportiva de ambos equipos. El Regal Barcelona ya tenía un armazón construido de la temporada pasada, a la que le ha ido agregando ingredientes todavía más determinantes, y resituando a los ingredientes que necesitaba recolocar. ¿Por ejemplo? Fran Vázquez, antítesis del gallego que prefirió el Akasvayu a Orlando y el conformismo al vértigo. Fran fue ayer un tipo determinante, con una enorme predisposición defensiva, con una gran lectura del engaño y sobre todo, con un acompañamiento de excepción. No es lo mismo que te dirija Lakovic a que lo haga Ricky, por muy buen jugador que sea el esloveno. Además, de ser un 4-5 que cambia su posición en función del acompañante, se ha resituado en la posición de 5, que le vio crecer en el Granca y prosperar en Málaga. Más atlético, más ágil, y más vertical que cualquiera de su posición. ¿Alguien da más?

Sin ánimo de personalizar en el gallego, ni criticar todo lo blanco por insigne que sea, existieron dos factores desequilibrantes del lado blaugrana:

- Las lesiones de Llull, Hansen, Reyes y Van den Spiegel, hombres de rotación frecuentes, y que dan otra dimensión al juego madridista. Menos minutos de descanso para todos, menos variedad táctica y más previsibilidad.

- La velocidad de ejecución del Real Madrid fue infinitamente menor a la del Barça. La bola no se desplaza tan rápido, ni los cortes se hacen tan ajustados, ni se recupera la posición en su momento, ni se ocupan bien los espacios. Parte de demérito del Madrid, pero sobre todo mérito del Regal Barcelona.

No obstante, y aunque la situación en liga y Euroliga no sean desesperantes, empieza a oler cierto tufillo de disconformidad de Messina con ciertos hombres. Como hablaba recientemente con el compañero General Espartero, la evolución de los hombres interiores en Europa es tan específica que el aire ancestral del pívot clásico, rocoso, espeso con balón y poco agraciado atléticamente se disuelve en la inmensidad de lo irremediable. Por eso fichó Maceiras a Garbajosa, a Velickovic y a Lavrinovic para que jugaran por dentro y acaso por fuera. ¿Cuál es la pega? Que aquí Reyes no encaja. No cumple las euro-condiciones para jugar ni de 4 ni de 5. Palos me lloverán por lo que estoy diciendo, pero me arriesgaría a afirmar que Reyes no comulga con Ettore, ni viceversa. Ojo, sólo hablo de aspectos técnicos, no digo que se lleven mal, que no me consta. De todas formas, hay antecedentes que me respaldan. Tras la recuperación de Felipe, Ettore realizó unas declaraciones en las que contemplaba la opción de que el equipo jugase peor por la inclusión del cordobés. ¿Por qué? ¿Por la rehabilitación? ¿Acoplamiento de sistemas? ¿Ambas razones? Con muchas comillas, mi conclusión es que Felipe no es de su agrado, sólo que no puede oponerse a la parroquia blanca después del visible enfado de la misma por el caso Hervelle, y en menor medida por el caso Raúl López.

Ídem de lo mismo con Bullock. El norteamericano sigue siendo un killer bestial, sólo que no termina de asimilar la condición verdadera del escolta de Messina. Un tipo rápido, que pueda penetrar con fuerza, que defienda con intensidad y que el balón no se tome un café tras otro en sus manos. Velocidad y precisión de ejecución. Diría que Messina se siente más cómodo con Kaukenas en pista que con Bullock.

A pesar de este repaso, al Madrid le basta y le sobra para vencer al 90 y muchos por ciento de equipos a los que se enfrente, que una cosa no quita la otra. Análisis del resultado, propósito de enmienda, y paciencia, mucha paciencia, la misma que le falta a Ra. De cómo sean capaces de asimilar este punto de inflexión y revocar la situación anímica y física, dependerá el éxito inmediato de este proyecto. A largo plazo no me queda duda que triunfará si Ra continúa al margen, y siguen el dúo M&M en la brecha.

Encontraré la manera de obtener el partido de ayer para ponérselo a mis hijos que no tengo (que yo sepa).

Que no se me olvide alabar y rendir pleitesía a la labor de Xavi Pascual y su alter ego Chichi Creus. Pero de eso ya me gustaría hablar en otro artículo, que esto va a durar más que el Ulises de James Joyce.

lunes, 28 de diciembre de 2009

30 años del primer duelo NBA que cambió el baloncesto

A este ritmo creo que voy a tener que crear un blog aparte para recordar los momentos más destacados de la historia del baloncesto. La página oficial de la NBA obsequia regularmente imágenes Gran Reserva con denominación de origen de Aquellos Maravillosos Años. ¿Mérito? Relativo, ellos tienen las imágenes, y ellos pueden ofrecerlas cuando les dé la gana. Este documento, sin ser un resumen del partido, recoge momentos y declaraciones de los protagonistas del primer duelo NBA que cambió el rumbo de este deporte a partir de la década prodigiosa de los 80. 30 años se cumplen hoy de tan señalada fecha.

Espero que lo disfrutéis (y que NBA.com nos siga dando vídeos a cuentagotas):


Eso sí, seguimos sin tener boxscores de partidos previos al 86. Si alguien ha descubierto algún link, que lo diga a la voz de... ¡YA! Esto es lo único que puedo ofreceros.

domingo, 27 de diciembre de 2009

28 de Noviembre de 1981

28 de Noviembre de 1981. Encuentro televisado entre North Carolina Tar Heels y Kansas Jayhawks de la NCAA. Los Heels juegan en casa, pero fuera de Chapel Hill, según la documentación de la época. Quinteto inicial de Kansas: David Magley, Jeff Dishman, Kelly Knight, Tony Guy y Lance Hill. Quinteto inicial de UNC: James Worthy, Matt Doherty, Sam Perkins, Mike Jordan (anunciado así) y Jimmy Black.

Y ocurre esto:


James Worthy es el líder indiscutible de estos Tar Heels, que para eso era el junior más destacado de su generación en Chapel Hill. Además, estaba bien secundado por el pívot de segundo año Sam Perkins. Sin embargo, las cámaras recogen por primera vez la imagen de un joven desgarbado y delgaducho, llamado Mike Jordan. Los propios comentaristas se hacen eco de los rumores que corren en el estado sobre el potencial de ese chaval, al que comparan con superestrellas de la talla de Walter Davis y David Thompson. Pocos vaticinaban que más tarde se convertiría en el icono mundial de este deporte.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Portland y la mano negra


El otro día me negaba a aprobar la existencia de esa mano negra que lesionaba - o algo peor - a todos los jugadores interiores de Portland, y hoy descubro la noticia de la lesión de Joel Przybilla, que le mantendrá apartado hasta final de temporada. Rotura del tendón de la rodilla derecha. Digno de un relato de misterio de Hércules Poirot.

No se sabe si Stern permitirá a los Blazers realizar algún fichaje para cubrir esa baja, que se suma a la de Rudy Fernández, Nicolas Batum, Greg Oden, Patrick Mills y Travis Outlaw, contando con un Jeff Pendergraph ya recuperado. En caso similar estuvo Golden State, con una ristra de lesiones interminable, y tuvo luz verde para contratar a Chris Hunter a pesar de la ausencia de fichas disponibles. Pero ahora las dudas son, ¿existe algún agente libre digno en el mercado para ocupar las plazas de los hombres interiores de los Blazers? Y sobre todo, ¿querrá alguno de ellos fichar por Portland considerando el historial de la enfermería de la franquicia de Oregon? Tengo incluso más reservas con esta segunda pregunta...

jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Recuerdo que había más de uno y más de dos aficionados a la serie Big Bang Theory. Supongo que apreciaríais este momento:


De parte del Dr. Sheldon Cooper y del mío propio, ¡Feliz Navidad!

¿Quién sería vuestro Leonard Nimoy? Es decir, ¿con qué jugador enloqueceríais si os regalara alguna reliquia? MoSweat no puede concursar, que nos lleva ventaja.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Pau Gasol y su renovación


La renovación de Pau Gasol por Los Angeles Lakers está pendiente del reconocimiento médico. Es más, puede que en el momento que escribo estas líneas, el de Sant Boi ya esté celebrando con los suyos la firma de un contrato extraordinariamente jugoso. ¿Merecido? Como el que más. Pero leo entre líneas las cantidades de susodicho papel y me quedo como el escarabajo de ayer, con las patas pa' arriba.

Recopilo información: extensión por 3 años y ¡¡64.7 millones de dólares!! (¿ese dinero existe?). Traducción: dividimos por 3 como en la cuenta de la vieja, y nos da la friolera de 21.57 kilos por temporada... Desconozco si el salario irá in crescendo, pero estamos hablando de cantidades de vértigo, poco importa eso o no. Ingresar en el TOP-5 de mejor pagados no es moco de pavo.

Me alegro por él, porque ha sabido adaptarse a un nuevo rol, porque maneja los tiempos con prensa y afición de 10, porque ha dejado de estar infravalorado. Las últimas declaraciones de su compañero Odom así lo atestiguan.

Eso sí, que le diga a su madre que no hace falta que ponga verde más a los agentes de su hijo, que ya se han ganado el sueldo.

Y a todo esto, Pau parece que no va a participar en el Mundial del año que viene. ¿Qué queréis que os diga? Lo comprendo. Algún gusto tiene que darle a aquellos que apuestan tanto por él. Y además, descanso merecido. Nada que objetar. En otro momento hablaré de los recambios para Pau.

martes, 22 de diciembre de 2009

Los 35 puntos y el efecto escarabajo

No, no me he vuelto erudito de la biología de la noche a la mañana, ni pienso dar una lección de algo que desconozco. Pero todos hemos visto alguna vez un escarabajo patas arriba, agitando sus extremidades sin conseguir darse la vuelta, incapaz de retomar su camino a menos que ocurra un milagro que le devuelva a su posición de partida. Millones de años de evolución, y no han sido capaces de solventar el problema de su centro de gravedad.

¿Qué tiene que ver esto con el baloncesto? A veces se me ocurren estas paranoias mentales, ya lo sabéis. Intento ver en cuestiones muy simples la respuesta a situaciones más complejas. Si metemos en un saco los 35 puntos de diferencia que Chicago le llevaba ayer a Sacramento en el tercer cuarto del partido del United Center, y lo echamos a la espalda del equipo de Del Negro, cualquier inestabilidad voltea la situación del escarabajo. Centro de gravedad muy desplazado de la zona articulada, desequilibrio de fuerzas y al carajo. ¿No me creéis? Explicadme entonces como puede un equipo dejarse comer la tostada en apenas 20 minutos cuando el marcador es tan aplastante a su favor. ¿Virtud del rival? ¿Sólo? Ni de coña. No hace falta hablar ni de tendencias, inercias, leyes de Newton o pensamiento metafísico. Como escribió Shakespeare en Hamlet, "algo huele a podrido en Dinamarca".

Desgraciadamente para Del Negro, veo su futuro más negro que el escarabajo pelotero.


domingo, 20 de diciembre de 2009

Medio siglo de... Trent Tucker


Es posible que todavía mantengamos en la retina la imagen de un Brad Miller contrariado por la derrota ante los Nuggets el pasado 10 de noviembre, cuando en un típico buzzer-beater le anularon la canasta bajo la atónita mirada de propios y extraños. ¿Por qué a mí? Trent Tucker es la respuesta a esa pregunta.

Kelvin Trent Tucker nació un día como hoy hace 50 años en Tarboro, Carolina del Norte. Escolta de 1'96 metros, fue uno de los primeros especialistas de perímetro que se recuerdan. Completó el ciclo universitario en la Universidad de Minnesota con los Golden Gophers, consiguiendo unos promedios de 12'6 puntos, 3'4 rebotes y 1'9 asistencias. Su fama de tremendo ejecutor desde más allá 7 metros le permitió ser escogido en el draft del 82 en el puesto nº6 de la primera ronda por New York, donde jugó durante 9 años. En los Knicks consolidó su fama, para prolongar durante sus años en la Gran Manzana más del 40% de acierto desde el perímetro, clasificándose incluso entre los cinco primero en porcentaje de triples durante 4 años. Su año rookie casi roza el 47% de acierto.

Tras los 9 años en el Madison pasó a formar parte de la plantilla de San Antonio, y al año siguiente de Chicago, consiguiendo el deseado anillo en año de su retirada con la franquicia de Illinois. Encasillado ya en la fama de microondas exterior, un híbrido entre Vinnie Johnson y Eddie House, para que se entienda, tuvo una más que digna carrera en la NBA como sexto hombre.


De todas formas, Tucker es y será más recordado deportivamente por la regla NBA que lleva su nombre. Corría el año 1990, partido de liga regular entre New York Knicks y Chicago Bulls, Madison Square Garden. Una canasta en el último segundo de Trent Tucker obligó a los jueces a dar la victoria a los Knicks, a pesar de las protestas del equipo de Phil Jackson. Desde entonces la NBA tomó la determinación de invalidar cualquier canasta que se realizara con menos de 3 décimas de tiempo permitido en el marcador, para evitar confusión, y pasó a conocerse como la regla Trent Tucker.

Como explica Héctor en su blog de 5contra5, recientes pruebas de laboratorio - usando a Jason Kapono de conejillo de indias - han demostrado que es posible lanzar en menos de 3 décimas, en un casi palmeo a distancia. La patata caliente ahora está en manos de Stern por si decide modificar de nuevo la norma.

Polémicas aparte, Tucker lleva dedicándose a la organización de eventos sin ánimo de lucro en beneficio social. Su fundación es ésta. Todo un detallazo por su parte. Por este empeño, por su trayectoria como profesional, y por su 50º aniversario, muchas felicidades.

Nuestro compañero de baloncestitas le ha querido escribir unos versos dedicados. Muchas gracias por el aporte, Jrusulon:

"Soy Trent Tucker
y nací en Talboro,
pero colegas yo no
fumo Malboro,
el perimetro era mi
especialidad,
ya que anotaba canastas
hasta en la intimidad.
Escolta tirador soy,
y al Madison
en mi cadillac voy,
triples, triples y más triples
y tu que me defiendes
no me repliques"

viernes, 18 de diciembre de 2009

"El robo", explicado por Fratello

Como últimamente el blog huele a retro más que unas hombreras y un pelo cardado, cuelgo el vídeo de NBA.com en el que Mike Fratello explica "el robo" de Larry Legend a los Pistons en las Finales de Conferencia del 87.

106-107 para Pistons. Últimos segundos del partido. Balón para Bird. Silencio, habla Mike:


La máxima: Nunca des la espalda al que te pueda soplar el cogote (versión traducida)

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Medio siglo de... Orlando Woolridge


Luke Harangody es la cara visible de la Universidad de Notre Dame hoy en día. Su inconmensurable temporada le coloca entre los favoritos para lograr el premio a mejor jugador del año de la NCAA, y aúpa a esta universidad de la pequeña ciudad de South Bend, Indiana, a la categoría de contender por el título en el mes de abril. Corren buenos tiempos para Notre Dame.

Antes de la llegada de Harangody a dicha universidad, los Fighting Irish ya podían presumir de gran abanico de jugadores que habían jugado en la NBA, algunos de los cuales con bastante notoriedad. Adrian Dantley, Kelly Tripucka, Bill Laimbeer, Troy Murphy, John Paxson u Orlando Woolridge, por nombrar unos cuantos, son leyendas vivas de Notre Dame. Y precisamente Woolridge cumple hoy 50 años.

"O" fue un alero alto de 2'06 metros, nacido en Bernice, Louisiana, con extraordinarias aptitudes atléticas. Woolridge completó los cuatro años de graduación en Notre Dame, compartiendo promoción con el bigotudo Kelly Tripucka y con Bill Laimbeer, aunque éste último sólo estuvo en la universidad los dos primeros años. La tripleta F-Irish tuvo un impacto súbito en la NCAA, alcanzando en su primer año la Final Four. En South Bend siempre será recordado un tiro anotado por Woolridge en el último segundo para batir a Virginia, y de paso romper la racha de 28 victorias consecutivas de los Cavaliers del gigante Ralph Sampson.

Su salto a la NBA fue en 1981 de mano de Chicago Bulls, que le seleccionaron en la 6º posición de un draft capitaneado por Mark Aguirre, Isiah Thomas y Buck Williams. Por aquel entonces Chicago poseía una tripleta anotadora muy consistente: Artis Gilmore, Reggie Theus y Dave Greenwood, y la aportación de Woolridge se limitó a escasos 15 minutos y 7 puntos por partido. La salida de Gilmore rumbo a San Antonio le vino bien a Orlando porque fue adquiriendo presencia en minutos y aportación ofensiva, pero el equipo se fue debilitando tanto que en la temporada 83-84 alcanzaron el ridículo balance de 27-55 en liga regular, lo que le valió a la franquicia de Illinois conseguir una posición muy alta (nº3) que supieron rentabilizar muy bien, como todos sabemos, en His Airness.


La llegada de Jordan a Chicago fue un impulso para los Bulls, pero un problema para Woolridge. Si bien sus números seguían mejorando, el extraordinario terremoto deportivo y mediático que acaparaba Jordan relegaba a "O" a un discreto segundo plano. Sus estadísticas ese año ascendieron a los 22.9 puntos y 5.9 rebotes, con porcentajes de tiro de campo superiores al 55%. Al año siguiente MJ sufrió una lesión que le mantuvo en el dique seco 64 partidos, y los Bulls volvieron a resentirse. Decidieron pues tomar parte por Jordan para el giro copernicano de la franquicia, y mandaron a Woolridge a New Jersey.

Los Nets también estaban en horas bajas, porque había perdido 3-0 en primera ronda del año anterior con los Bucks de Sidney Moncrief y Terry Cummings. La llegada de "O" no supuso otra cosa que la continuación en caída libre para el equipo a pesar de los numerazos del alero de Louisiana. Al año siguiente, Orlando suspendió un control de sustancias prohibidas, y fue suspendido tras disputar sólo 19 partidos.


Por aquel entonces sólo había un equipo en el que pudiera rehabilitarse de sus adicciones y de su juego unidimensional, que además necesitaran de esa ayuda desde el banquillo para seguir mostrando su hegemonía en la década, Los Angeles Lakers. Orlando firmó como agente libre con el equipo púrpura para cumplir su función de roll player a la perfección, 20 minutos y casi 10 puntos por partido. El único obstáculo para el anillo fue la incipiente revolución de Bad Boys que nació en Detroit de la mano de Isiah Thomas, Joe Dumars y su ex-compañero en Notre Dame, Bill Laimbeer. Los Pistons barrieron con un 4-0 a Lakers en las finales del 89, en lo que supuso la despedida de Kareem Abdul-Jabbar, y el final de un ciclo exitoso, justo cuando acababa de llegar Woolridge.

El verano del 90 "O" fue traspasado de nuevo a Denver Nuggets a cambio de dos segundas rondas, en una clara intención de deshacerse a toda costa del alero y realizar una limpia masiva. El sistema ultra-ofensivo y ultra-rápido de Paul Westhead en estos Nuggets le vino como anillo al dedo al alero de Louisiana para superar incluso los números de antaño - 25'1 puntos y 6'8 rebotes por partido - no obstante la franquicia de Colorado sólo logró 20 victorias en liga regular, en parte por la lesión en el ojo de Woolridge que le mantuvo apartado casi media temporada. Posteriormente fue traspasado a unos Pistons venidos a menos tras su humillación frente a los Bulls del primer anillo de Jordan (4-0). Allí cumplió expediente de nuevo con aceptables estadísticas, pero Detroit sufría los efectos de la descomposición que tan bien explica Jaime H. Stinami en su blog.


Su paso por Milwaukee y Philadelphia no dejó de ser casi anecdótico. Aterrizó en la Bennetton de Treviso en 1994 y se alzó con la antigua Copa Saporta y la Copa de Italia en un equipo formado por, entre otros, Petar Naumoski, Stefano Rusconi y Ricardo Pittis, a las órdenes de Mike D'Antoni. Al año siguiente se trasladó a Bolonia para conquistar con la Buckler la Supercopa de Italia, siendo nombrado MVP del partido, para derrotar a su ex-equipo.

Sus cualidades físicas limitaban su juego colectivo y sus virtudes técnicas, algo que desgraciadamente estamos demasiado acostumbrados a ver en el baloncesto NBA actual. De todas maneras, no sé si a Woolridge le acompañó la mala suerte en el momento de la elección de sus destinos NBA, porque franquicia a la que iba, dejaba de ganar, y viceversa. ¿Causa o efecto? En angelito en cuestión:


martes, 15 de diciembre de 2009

Gracias Dr. Naismith


Reconozco que no conocía la fecha exacta, pero hoy buceando por las entrañas de la Wikipedia, me encuentro con esta cita:

1891: Estados Unidos: El profesor de educación física James Naismith, creó el Baloncesto.

118 años de duelos épicos, historias peculiares, simpatías y antipatías, pasos y dobles, canastas y tapones, victorias y derrotas, baloncesto.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Bienvenido de nuevo, Jonathan Bender


Hablar de Jonathan Bender es hablar de uno de los mayores prospectos salidos desde el instituto en los últimos años cuya carrera profesional no ha podido estar más condicionada por la sempiterna lacra de las lesiones. Bender, un ala-pívot de cualidades físicas extraordinarias - 7 pies con las agilidad de un escolta - dominó a su antojo el baloncesto de High School en un época en la cual todavía no era tan frecuente la proliferación de semejante fisionomía de jugador. Tanto él como Lamar Odom estaban llamados a ser los especímenes que dominaran todas las facetas estadísticas del juego, especies de la evolución de sus mayores Kevin Garnett o Danny Manning.

Seleccionado por Toronto Raptors en el draft de 1999, fue traspasado inmediatamente a Indiana a cambio de Antonio Davis, tremendo bregador en defensa, que precisamente disfrutó de sus mejores momentos en liga en la franquicia canadiense - llegó a ser All Star en el 2001. Las expectativas más optimistas habrían colocado a Bender todavía más alto en el draft de no haber sido jugador de instituto. Todavía existía cierto reparo a tomar decisiones precipitadas respecto a jugadores tan jóvenes, totalmente justificadas como se demostró dos años más tarde con Kwame Brown, por ejemplo.

Desde su llegada a la NBA, Jonathan estuvo lastrado por las lesiones de rodilla. En sus dos primeros años sólo disputó 24 y 59 partidos respectivamente. El tercer año de Jonathan fue el más "sano" y su vez más productivo, alcanzando los 21 minutos por partido, para disputar 78 encuentros, 17 de ellos como titular. Sus estadísticas se incrementaban proporcionalmente al número de partidos y minutos, cuando parecía que sus problemas de rodilla habrían menguado para siempre. Sin embargo, la temporada siguiente y las sucesivas no logró mantener esa evolución en los dichosos cartílagos, y acabó retirándose en la 2005-06 tras disputar sólo 2 partidos con Indiana.

Desde entonces, su continua lucha a favor de una recuperación definitiva le han permitido soñar con su vuelta a la NBA, aunque sea por la puerta de atrás. Como él mismo afirma en declaraciones recientes, "no quería haber llegado a los 38 o 40 años pensando que lo debería haber intentado". Donny Walsh, el mismo que pujó por su selección en 1999, le ha dado la oportunidad que necesitaba. Esperemos que, por lo menos, esta decisión le haga estar más realizado consigo mismo. Wellcome back, Jonathan!

jueves, 10 de diciembre de 2009

Medio siglo de... Mark Aguirre


¡Vaya hombre! El narrador se debe estar equivocando. No para de nombrar a alguien llamado Awaya, y yo no veo a nadie con ese nombre. Eso sí, Aguirre se está poniendo las botas... ¡Qué manera de anotar!

Hoy cumple 50 años Mark Aguirre. Para los neófitos, aclarar que Aguirre - o "Awaya" para los que no dominábamos por aquel entonces el idioma de la Pérfida Albión - fue un alero estelar de la década de los 80 y principios de los 90, y ganador de dos anillos de campeón, ambos con los Detroit Pistons del desaparecido de Chuck Daly, los archiconocidos Bad Boys.


Los primeros pasos de Aguirre en el baloncesto fueron en el instituto George Westinghouse, hasta que dio el salto a la universidad de DePaul. Como Blue Demon se consagró como el mejor anotador de la historia de dicha universidad, y revolucionó inmediatamente a DePaul para auparles a su primera Final Four en la temporada 1979-80, donde fueron derrotados por Indiana State de un tal Larry Bird. Sus temporadas posteriores en la NCAA no fueron menos gloriosas, pero poco a poco se iba ganando una mala reputación por su juego egocéntrico y chuponcete, más digno de los estereotipos actuales que de la dignificación del baloncesto universitario por excelencia, y más en aquella época. No obstante, se alzó con el premio James Naismith y el trofeo Oscar Robertson al año siguiente, y dos años más tarde con el Jugador del Año de la NCAA, a pesar de actuaciones controvertidas en las eliminatorias de postemporada.


El año 1981 fue el de su llegada a la NBA. Destino Dallas Mavericks, una franquicia en vías de recuperación, pero que basaba su nuevo proyecto de reconstrucción alrededor de dos jóvenes seleccionados ese mismo año. El primero es el personaje que nos atañe (nº 1 del draft del 81), y el segundo Rolando Blackman (nº 9 del mismo draft). Las lesiones sólo dejaron a Aguirre disputar 51 partidos ese curso baloncestístico, pero se fue a los 18'7 puntos y 4'9 rebotes por partido.


Su primera clasificación para playoffs llegó en la 83-84, la mejor temporada estadística de Aguirre, promediando 29'5 puntos y 5'9 rebotes. En postemporada eliminaron a Seattle Sonics por 3-2, pero fueron barridos en la ronda siguiente por LA Lakers por 4-1. Sin embargo, la hegemonía de los Blazers y los Lakers aquellos años en la Conferencia Oeste mantuvo a Mark alejado de finales de conferencia hasta mucho tiempo después. Tuvieron que esperar hasta la llegada de otro grupo de jóvenes talentos como Detlef Schrempf y Derek Harper para mejorar su rendimiento en defensa y ser competitivos para llegar a las finales de conferencia. Este hecho ocurrió finalmente en la 87-88, aunque nuevamente Los Angeles Lakers de la era Showtime se cruzaron en su camino. 4-3 para los de Riley, que a posteriori se llevaron el título.


Con su traspaso a Detroit llegó el ansiado anillo, y por partida doble. El seno de los Bad Boys estaba formado, y faltaba el toque final que apuntalara una plantilla de excepción, basada en una agresividad defensiva inaudita. Los Isiah Thomas, Bill Laimbeer, Joe Dumars y compañía acababan de encontrar la solución a sus carencias de banquillo con un jugador que estaba acostumbrado a ser titular y marcar diferencias como Aguirre, y éste aceptó de buen grado. La conclusión, un back-to-back para el recuerdo, frente a Lakers y a Blazers, los dos grandes cocos de Aguirre en años anteriores con Dallas.


Posteriormente, los Pistons cayeron víctimas de los Bulls de Michael Jordan en las finales de conferencia, y de los Knicks de Pat Ewing al año siguiente en primera ronda, premonitorio de lo que más tarde les ocurriría. La no clasificación para playoffs en la 92-93 supuso el fin de un proyecto, y el despido de Aguirre de la afición de Detroit. Tras un fugaz paso por Los Angeles Clippers, donde jugó 39 partidos, Aguirre colgó las botas al finalizar la temporada 93-94.


Díscolo, regordete, particular, controvertido, genio, las señas de identidad de Mark Aguirre durante toda su carrera. Un tipo que sacó máximo partido de sus virtudes, a pesar de las limitaciones físicas de su propia corpulencia y su corta estatura para la posición de alero. Entre su palmarés destaca:


  • Máximo anotador de la historia de la Universidad de DePaul

  • Equipo Olímpico de Estados Unidos en los JJ.OO. Moscú 1980

  • Jugador del Año en la NCAA (1981)

  • Número 1 del draft de 1981

  • Segundo máximo anotador de la NBA Temporada 83-84

  • 3 veces All-Star de la NBA (1984, 1987, 1988)

  • 2 veces campeón de la NBA con Detroit Pistons (1989,1990)

  • Tercer máximo anotador en la historia de Dallas Mavericks (tras Dirk Nowitzki y Rolando Blackman)


Awaya en acción:


martes, 8 de diciembre de 2009

Veni, vidi, lost-it


Primer partido del hijo pródigo, cartel de no hay papel en taquilla, gradas abarrotadas y ávidas de victoria, pero décima derrota consecutiva de los Sixers. Si Eddie Jordan cree que Iverson es la panacea a todos sus problemas, se equivoca, y lo malo es que él lo sabe. ¿Serviría para vencer algunos partidos más en casa? Puede. Pero sólo eso. Las expectativas para la temporada de, al menos, clasificarse para playoffs, quedan tan lejos que sería insultante para los aficionados ilusionarles con falsas esperanzas.

Como está quedando ya en un clásico en este espacio: Me encantaría ver a Manel Comas en el vestuario de estos Sixers. Y pensar que estuvimos a un paso de traernos a Dalembert a Sacramento...

lunes, 7 de diciembre de 2009

Oden se lesiona gravemente


Cuando parecía que Greg Oden alcanzaba poco a poco el nivel de juego que justificaba su alta elección hace un par de años, la mala suerte se ha aliado de nuevo con él para mantenerlo apartado de las canchas durante el resto de temporada. Diagnóstico: fractura de rótula de la pierna izquierda. Una colisión en el aire con el base de Houston Rockets Aaron Brooks provocó la lesión y la detención del partido durante 7 minutos, tras los cuales Greg fue retirado y ovacionado por el público del Rose Garden. Los gestos de dolor del jugador eran realmente espeluznantes. Si bien no es la primera lesión grave que sufre en su corta carrera - la anterior también le mantuvo alejado toda una temporada - Oden ha manifestado su clara intención de volver a pesar de la decepción sufrida.

Las comparaciones con el ínclito pívot de los 80 Sam Bowie son evidentes, en cuanto a elección elevada en el draft y a problemas de lesiones. Sin embargo, me niego a creer que exista interconexión entre ambas, y que el historial de Bowie en el pasado Blazer haya repercutido negativamente en la formación de un chico tan prometedor como Oden. Creer en dicha interconexión sería plegarse a axiomas tan poco convincentes como insostenibles. Tacharme de empírico si queréis - si es que eso es una descalificación - pero prefiero mantener la postura de la causalidad lógica.

Desde este humilde blog, desearle a Oden una pronta y paciente recuperación; ya tratará el año que viene de demostrar lo que atesora. Bendita juventud.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Ojos que no ven...


0-18. ¿Qué más queréis? No es para menos. Y esta noche Charlotte, revitalizados desde la llegada de Stephen Jackson. Me huele a 0-19.

jueves, 3 de diciembre de 2009

El homenaje en RTVE

Para el que no ha podido disfrutar del homenaje que le ha tributado RTVE, cuelgo la compilación que ha realizado gentilmente Bend3rcillo en youtube.





Además, la entrevista realizada a Audie Norris tras el programa en cuestión:


Enorme manera de rescatar un trocito de historia de un mito del deporte español como Fernando Martín. Gracias Bend3r por tu esfuerzo.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

20 años sin Fernando Martín

Mi pequeña aportación a todo lo que se está haciendo estos días en homenaje al 20º aniversario de la desaparición del mito, Fernando Martín:

















Entusiasta, ambicioso, guerrero, valiente, tenaz, rocoso, atleta, controvertido, genial, Fernando.

Agradecimientos a todas las webs de las que he podido obtener estas fotografías.

Iverson vuelve a Philadelphia


Fin del retiro de Iverson. El escolta estelar de 34 años descuelga las botas 6 días después del anuncio oficial - tiempo récord, supongo - para volver a su equipo de toda la vida, Philadelphia 76ers, donde alcanzó sus mayores éxitos deportivos, y de donde no debió salir. El 4 veces máximo anotador de la liga retorna para paliar la baja de Louis Williams, que estará dos meses fuera de las canchas. Tendrá un salario prorrateado de 1.3 millones de dólares, mínimo para un veterano, según ha afirmado Ed Stefanksi, GM de la franquicia.

Esta misma mañana todavía se razonaba en webs especializadas sobre un posible fichaje por San Antonio Spurs o Denver Nuggets, pero Iverson ha dejado atrás cualquier tipo de especulación.

Desde este blog he criticado la actitud de Iverson a nivel deportivo por solicitar un derecho que no tenía en Memphis, que es el de quererse anteponer a sus propios compañeros y a su entrenador. Por poco representativa que sea la afición de allí, exigir este tipo de circunstancia degenera al colectivo en primera instancia, y a la imagen del club en segundas. Participo de la misma idea si su llegada a Philly supone anteponer sus propios intereses estadísticos al beneficio del equipo. Sin embargo, los lazos con la franquicia de la capital de Pennsylvania son enormemente fuertes, por lo que le otorgo el beneficio de la duda hasta poder comprobar que en este período de reflexión haya deliberado sobre su futuro en la liga. Imagino pues, que por su cabeza no pasa ya volver a ser máximo anotador de la liga, ni MVP, ni héroe salvador de leyenda. Y mucho menos pedir la titularidad a toda costa. Uno más, y punto.

Dicho esto, me alegro de su vuelta.

martes, 1 de diciembre de 2009

Menos mal que no vino a Sacramento

Partido favorable a Dallas frente a Philadelphia por 104-102. Resta 1 segundo con 4 décimas.


Menos mal que el rumor que le situaba en Sacramento no cuajó. Tiene delito la cosa. La cara que se le queda a Iguodala es la de "tortearía a Dalembert hasta la ducha cuanto menos".

¿Lawrence Frank es el único culpable?


No me convence. Siempre se tensa y se rompe la cuerda por el filamento más débil, el entrenador, cuando lleva años comprobando que es un técnico de plena confianza. El despido de Byron Scott abrió de nuevo la veda de caza de entrenadores en entredicho, véase Lawrence Frank, y pueden seguir rodando cabezas, véase Jay Triano (Raptors), o los otrora entrenadorísimos Mike D'Antoni (Knicks) y Flip Saunders (Wizards).

Es obvio que cuando un equipo comienza un campeonato tan exigente como la NBA con un balance tan negativo como los Nets este año - 0 de 17 - existe un componente psicológico indisociable de la calidad técnica de los jugadores. Es decir: pueden ser no muy buenos, pero hay algo que los hace aún peores. En este caso de hecho, no creo que cumplan siquiera la primera premisa. El abanico de jóvenes talentos que acaparan los Nets tras su reestructuración post-tripleta de lujo (Kidd, Carter, Jefferson) es interesante. Brook Lopez, Devin Harris o Courtney Lee no me parecen en absoluto jugadores desdeñables. En cierto modo me recuerdan al síndrome Grizzly de la etapa de Pau Gasol. Individualmente muy buenos - Jason Williams, Mike Miller, Rudy Gay, el propio Pau Gasol - pero no encuentran en el oficio colectivo su modus vivendi. ¿Traspaso a la vista? Bienvenido sea. Seguro que vaya a donde vaya, obtendré mayor respeto y mejores resultados.

¿Lesiones? Haberlas haylas, pero para eso se diseña una plantilla de 15 jugadores. ¿Pretenden hacernos creer que sólo hay 5 tipos competitivos y los demás van de comparsa? En otra ocasión, oiga. Y si fuera así, también fallo suyo, por no aprender de los que realmente saben jugar en equipo. Equipo? What's that? Are you kidding me? Y tanto que te kido, por no aprender, muchacho.

Eso sí. Nadie repara en el hecho de que una plantilla de nivel profesional está confeccionada por el GM en primera instancia, figura intocable del baloncesto NBA - hasta que el vaso de la paciencia del presidente se colma, que suele ser tras un par o tres años desastrosos - y que tan en entredicho queda de cara al aficionado. Desde luego, si en España hay 40 millones de entrenadores, en EEUU habrá sus 300 millones, millón arriba millón abajo, con sus consiguientes juegos de plantillas, traspasos, apaños económicos y fiestas de guardar. Menudo galimatías. Alguien tiene que pararse a pensar, ¿no? ¿Siempre falla el técnico? ¿Quién juzga al juez?

No, no existen varitas mágicas, y el sustituto de Frank, Tom Barrise, hará lo que pueda, pero a estas alturas no existen los milagros. Derrota frente a Lakers, y arreando que es gerundio. Me duele por los Nets, que me caen de cine, y por un amigo aficionado de New Jersey - ¡saludos, Endika! - y ¿por qué no decirlo? Porque la banda Bon Jovi es de allí... ¡Toma cuña musical!

Os dejo un tema dedicado a estos Nets, que ahora lo necesitan:


domingo, 29 de noviembre de 2009

Darko, vente pa' Srbija


Es un rumor tan lógico que prácticamente estaba en mente de todos desde hace... hasta años. Darko Milicic está sopesando la idea de volver a jugar en Europa tras su sonado fracaso en el baloncesto profesional estadounidense. Objeto de controversia de la política de selección de talentos de Joe Dumars en los Pistons que consiguieron el anillo en la 2003-04, Darko nunca se adaptó al roll ni de proyecto de jugador ni reserva de lujo.

Pocas veces antes un número 2 del draft llegaba a la liga para calentar banquillo. Ni sus números ni su aportación real son consecuencias exclusivas de su propio fracaso, sino también del fracaso de entrenadores que no le han sabido sacar partido, de unos ojeadores que vieron en él cualidades que no poseía, y de una voracidad mercantilista que transforma a un chaval de 17 años en un producto facturado en Industrias NBA, Made in Srbija. Además de su propia incompetencia, claro está.

Cuando a Stern se le critica habitualmente por la radicalización de un proyecto deportivo que coarta la libertad de empleo y sueldo a partir de la mayoría de edad laboral para el resto de los mortales, es consciente de los perjuicios que implica. Cada chaval de 18 tacos es de su padre y de su madre, como se suele decir por aquí, y el que es cafre con 18, lo puede seguir siendo con 20, 24 o 42. ¿Sirve de algo pues esa limitación de edad? Pues hombre, tiene su razón de peso. Y aunque sólo funcione con un 1% de los jugadores que llegan a la NBA, habrá mejorado la cordura entre el gremio de los deportistas, potenciales niños ricos engreídos, semidioses a su juicio y cortos de entendederas al nuestro, que se dejan llevar por entornos problemáticos, faltos de riqueza cultural y educativa, e inconscientes de un mundo en el que no todo se arregla con dinero y un puñado de balas. Es tan valioso encontrar el referente para los jóvenes en los Pau, Juanqui, Shane, Tim y compañía...

En definitiva, que me alegro que por lo menos Darko se haya dado cuenta de dónde está su verdadero sitio, y que hay cosas más importantes en la vida que el dinero y la fama. Teniendo en cuenta que sólo tiene 24 años - quién los pillara - todavía tiene muchísimas cosas que decir en el Viejo Continente, porque dicho sea de dicho, virtudes en la pista claro que tiene. Por su bien, espero que se le recuerde más por sus méritos deportivos que por su "incontinencia verbal con tintes poéticos".

viernes, 27 de noviembre de 2009

La venganza es un plato que se sirve... en España


Según afirma la web Marca.com, la FEB ha realizado las gestiones para que la selección española dispute un partido amistoso en territorio nacional con... la selección de EE.UU. De confirmarse la noticia - esperaré a que la publiquen en el portal de la FEB - estaríamos hablando del partido que compruebe de igual a igual el potencial de ambos equipos, y por supuesto, del clamor popular que pediría venganza por la amarga derrota en la final de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Esta noticia debe ser bienvenida porque pone de manifiesto tanto el interés de la FEB por extender la cultura del baloncesto en toda España, como la repercusión internacional de España - al menos a nivel deportivo - en la tarea de revalorizar el producto nacional cuanto menos.

Sin embargo, esta noticia me sigue dejando la sensación agridulce de tener que seguir "fichando" selecciones para que disputen amistosos aquí en España. Ya he comentado en algún artículo anterior que me parece imprescindible para fomentar ese salto de calidad extra el hecho de vender nuestro producto exportable, es decir, que la selección dispute más partidos en el extranjero, sin el "inconsciente" repaldo arbitral achacable siempre en torneos amistosos celebrados en nuestro país. Aunque eso no quita que me alegre de la noticia en cuestión.

Además, valoro positivamente la celebración de un amistoso de la selección española en el País Vasco, en el Fernando Buesa Arena, cancha del Baskonia, también para el verano próximo. Si hemos visto que el deporte une culturas y religiones, ¿por qué ese sueño no es realizable en España? Chapeau para Pepe Sáez.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Camisetas van, camisetas vienen


Me parto con la política comercial de los Grizzlies. Leyendo el portal de noticias NBA Realgm, destaco una noticia que ha tenido (y tendrá) poquísima relevancia en el concierto mediático. Y puede que ni siquiera hubiera reparado en ella si no llega a estar Iverson metido en medio del cotarro.

El tema, sintetizando, es el siguiente: la franquicia de Tenneessee tenía en mente regalar 3000 camisetas promocionales de Allen Iverson para el partido del 4 de Diciembre contra los Mavericks. Como Iverson fue despedido hace pocas fechas, esas mismas 3000 camisetas se quedan sin destinatario. ¿O no? Idea feliz: Las mandamos a Tanzania, tierra natal de nuestro jugador Hasheem Thabeet, y quedamos como los tíos más enrollados del lugar. En su lugar, el día 4 repartimos otras 3000 camisetas de Marc Gasol a nuestro público.

Me ha hecho gracia, ¿qué queréis que os diga? Por una parte, que manden 3000 camisetas de una jugador que ya no pertenece a la franquicia, aunque sea a Tanzania. Vale, a ellos les da igual, son camisetas de regalo, y a caballo regalado no le mires el dentado. Pero hombre, si hay un tanzano en vuestro equipo, tened la delicadeza de mandar las de su compatriota. Serán tanzanos, pero tienen su corazoncito. Por una vez Iverson no tiene culpa de nada...

Y por otra parte, es interesante que Gasol haya adquirido galones de estrella que tan laboriosamente se ha ganado en la cancha. A fin de cuentas, quizá el traspaso Pau-Marc no fuese tan alocado como pensaron en un principio, ¿no creéis?

miércoles, 25 de noviembre de 2009

El geriátrico de Boston quiere ampliar el número de plazas


Perdón por el tono de sorna del título, pero me ha resultado hasta gracioso destacar la noticia de la posible contratación de Allen Iverson por parte de Boston Celtics. A decir verdad, era lo más lógico, dado el ritmo de contrataciones del equipo de la capital de Massachussets. Y por otro lado, ignoro las razones por las que Danny Ainge se podría empeñar en seguir gerontocratizando - bonita palabra, si es que existe - la plantilla.

Me explico. Hace pocas fechas Kevin Garnett afirmaba en unas declaraciones tras el partido contra los Bulls que la plantilla tiene que dosificar esfuerzos, que es complicado que un jugador de 30 y muchos años tenga el ritmo y la velocidad de uno de 20 y tantos, y que el equipo de los Bulls, entre otros, basa su reconstrucción en un grupo de jóvenes de un perfil muy atlético. No ha descubierto la pólvora el alapívot de los Celtics, pero es curioso que dé por sentado algo que su propio General Manager parece no ver. ¿Razón? Vamos a calcular la media de edad del quinteto inicial de los Celtics y de los jugadores de rotación más usados: 30'1 años. Y eso que ahí están Rondo y Perkins, de 23 y 25 respectivamente.

Fichar a Iverson sería el colmo para una política de fichajes a cortísimo plazo, una vez comprobado que el efecto Big Three sólo les duró el año de su formación, y que una plantilla más joven como los Magic de Orlando puede barrerles de la pista en playoffs. A los hechos me remito. Además, el nivel exhibido por Iverson en su corto período en Memphis se parece como un huevo a una castaña al de su etapa en los Sixers. ¿Quieren correr el riesgo? Allá ellos.

En nuestro corrillo bloguero hay célticos de postín que tendrán su opinión al respecto. Si por mí fuera, Iverson iba a ver los partidos del TD Banknorth en la tele.

La foto para la esperanza


Foto NBA.com

El baloncesto no entiende de conflictos entre naciones, religiones o ideologías políticas. Esta foto simboliza la esperanza de la cordialidad y el entendimiento posible y necesario entre naciones enfrentadas. Bienvenidos los simbolismos si sirven para aportar a este entendimiento.

martes, 24 de noviembre de 2009

Cajasol metamórfico


Corren buenos tiempos para el conjunto cajista desde la llegada al banquillo de Joan Plaza. Las comparaciones de este equipo con la banda de años anteriores no ofrece dudas: ahora actúan como un equipo. Me gustaría pensar que el efecto Plaza aporta ese plus de ambición en los jugadores que el año pasado (y anteriores) no se veía en San Pablo, ni por supuesto fuera del pabellón sevillano.

El comienzo de temporada no fue para lanzar campanas al vuelo, pero había argumentos suficientes para ser más optimista. Los hechos dan la razón a Plaza, que recurre a las soluciones que en otra épocas se habrían antojado lógicas, y que por vaya usted a saber los motivos, no se había acatado hasta ahora: un base director, implicado, con cabeza y con regularidad; un exterior que anota desde el perímetro al menor descuido; unos interiores que defienden como cosacos y cumplen en ataque; y otras dos claves del equipo, como son Savanovic y Kirksay, de los que voy a hablar más detenidamente.

Dusko Savanovic llegó el curso pasado a la capital hispalense y suspendió todas las asignaturas. Ni en estado de forma, ni en actitud, ni en aptitud. De todas formas, Plaza debió conocerle y le gratificó con ese voto de confianza que le ha hecho explotar este año. Sin duda, la antítesis de la temporada pasada. Comprometido, cumplidor y útil. Útil en muchas facetas: defiende con ferocidad, ha desarrollado un juego al poste que no se veía en San Pablo desde la prehistoria, y ha mejorado espectacularmente su porcentaje en triples. Desde luego, nunca tendrá la velocidad o el salto de otros alapívots de su país natal, pero Savanovic trata de demostrar cada semana que al baloncesto también se juega con cabeza. Un acierto su permanencia en el equipo.

Y por otro lado, Tariq Kirksay. El otrora objeto de deseo de Plaza para recalar en el Real Madrid está justificando ese interés blanco en su contratación. El alero francés se ha convertido en el Mr. Intangibles del equipo, un jugador que saca máximo partido a sus 199 centímtros para convertirse en el séptimo reboteador del campeonato de liga. Además, su envergadura y rapidez de brazos le sitúa como uno de los mejores ladrones ACB (2º), tras Ricky Rubio. Robos que vienen acompañados de contrataques y ventajas directas frente a los rivales. De aquí parten los buenos porcentajes de Calloway, Savanovic o Ellis. Es de agradecer que Cajasol haya encontrado por fin a esa perla del mercado en forma del Carlos Jiménez francés. Que se repita la suerte.


En realidad es injusto destacar a sólo dos jugadores cuando es el grupo el que está trabajando bien. Si no fuera por ello, sería imposible que Cajasol estuviera en la situación actual, 6º en liga con 5 victorias por 4 derrotas, por delante de teóricos candidatos a playoffs, como Gran Canaria, Fuenlabrada y por supuesto Unicaja.

El único punto negro, el período de aclimatación a la liga demasiado largo para Maurice Ager, llegado desde la NBA con la vitola de jugador atractivo para el espectáculo, y que lo único que ha atraído son números negativos de valoración. Sustituto de Asselin tras el Passport-Gate, todavía se le ve errático y desubicado en el ambiente del equipo. En la valoración acumulada lleva un montante de -3.3 puntos de media, digno de premio Gañán del Mes, sin ánimo de ofender. En fin, esperemos que el buen hacer de Plaza y la inercia positiva no sucumban al efecto Ager, y que la racha de triunfos continue.

domingo, 22 de noviembre de 2009

El colmo de la estupidez


¿Borrachera de kryptonita? Juzguen ustedes mismos:


¿Os imagináis que esto le pasa a un jugador de Manel Comas? Yo no me lo pierdo...

sábado, 21 de noviembre de 2009

Un prodigio llamado Tony Royster Jr.


Foto - Drummerworld.com

El baloncesto es un deporte de agilidad, habilidad y ritmo. Cualquiera de estas cualidades no le faltan a este niño prodigio de la percusión, Tony Royster Jr., consagrado como uno de los mayores talentos de la percusión hoy en día. Ya con 12 años nos deleitó con esta joya:


Nacido en Alemania, pero criado en Hinsville, Georgia, empezó a tomar clases de batería de mano de su padre desde los 3 años. Con 11 fue galardonado con el primer premio Up and Coming Drummer de la revista Modern Drummer Magazine, y a partir de ahí su carrera ha sido meteórica. Domina multitud de estilos, desde el Jazz al R&B, pasando por el Rock, Latin o el Funk, y es objeto de deseo de la mayoría de los grandes artistas. Ha declarado en multitud de ocasiones que sus influencias directas son Dennis Chambers, Jim Chapin y Billy Cobham.


Foto Tonyroysterjr.com

Tony, que ahora tiene 25 años, está enrolado en su proyecto ASAP y en gira con el rapero Jay Z, con el que ha tenido el honor de participar en la ceremonia de investidura de Barack Obama.


Espero que lo disfrutéis. Youtube está repleto de vídeos suyos, por si os interesa. Por mi parte, esoty deseando encontrar sus DVDs Pure Energy y Common Ground. Como diría aquel, amazing!

viernes, 20 de noviembre de 2009

Llegar y besar el santo


Foto NBA.com

24 puntos, 13 rebotes, 3 asistencias y victoria para Lakers. Pau vuelve a lo grande, demostrando que no ha perdido un ápice de su talento después de la enigmática lesión. El tan esperado retorno mejora las expectativas más optimistas, y la franquicia angelina respira aliviada por ello. Tras perderse los 11 primeros partidos de liga regular, el de Sant Boi apunta a lo más alto. Además, ni rastro de su lesión. Sus números de esta noche, aun siendo espectaculares, invitan a la afición angelina a un convencimiento de que con él sí son invencibles. No hay que olvidar que el porcentaje de victorias frente a derrotas de L.A. con Pau en pista desde su fichaje en el 2008 ha sido espeluznante.


Por otro lado, Kobe Bryant sigue haciendo historia, convirtiéndose en el segundo máximo anotador de la historia de LA Lakers, por encima de Kareem Abdul-Jabbar (24276 puntos) y acercándose irremediablemente a Jerry West (25192 puntos). No brilló especialmente en el tiro (7 de 21), pero aportó en otras facetas del juego (9 rebotes y 8 asistencias).

Los Angeles se sitúan empatados con Dallas en el segundo puesto de la Conferencia Oeste, a medio partido de Phoenix Suns.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Jumping Revolution v2.0


Recuerdo que el año pasado por estas mismas fechas escribía acerca del buen juego y rendimiento de unos Atlanta Hawks en racha de victorias, mostrando además un despliegue físico tremendo, y con varios de sus jugadores tocados con la varita de la inercia positiva. No creais que se me está yendo la chaveta al pensar que esta temporada discurrirá por derroteros aún más exitosos, e id echando una monedita al cazo de las apuestas por unos Hawks finalistas de conferencia. "Ya está Santi con sus pronósticos disparatados y su gafe de rigor", debéis pensar. Quizá me equivoque, pero desde luego este equipo ha mejorado respecto al del año pasado, y cuenta con unos condicionantes particulares que le sitúan en la élite del Este.

Su balance hasta la fecha es más que prometedor: primeros de conferencia, con un 9-2 en el casillero, por delante de favoritos como Boston, Cleveland y Orlando. Además, llevan una racha de 5 victorias consecutivas - complicado en este Este -, no han perdido un partido en casa, y ganan sus partidos por casi 8 puntos de media. No es mal balance.

Por una parte, Joe Johnson acaba contrato y querrá asegurarse entrar en el cuarteto de candidatables para muchos contenders actuales, entre los que se sitúan LeBron, Wade, Bosh y él mismo. Sus números así lo atesoran: 23 ppp, 5.6 rpp y 4.8 app. Regularidad absoluta. Jugando en este equipo es el digno sustituto de un clásico de Atlanta de los 90: Steve Smith, el Reloj según Andrés Montes. De hecho incluso mejora sus números.

Por otro lado, la continuidad de la base humana en el equipo es muy importante. Desde que intentó fraguarse un proyecto ganador hace varios años, sólo Josh Childress ha sucumbido a los encantos de poderoso caballero para emigrar a la Vieja Europa. Josh Smith, Marvin Williams y Al Horford como piedras angulares - junto a Johnson, claro. No parece mal trato. Jóvenes, con talento y proyección, y macerándose bajo la misma tutela. Bibby aportó desde el momento en que llegó, pero no puede considerarse piedra angular del proyecto, por edad más que nada, pero sí que solventa la papeleta del base titular, a expensas de que madure uno de los picks tapados del draft de este año: Jeff Teague. El base combina conducción, dirección y talento anotador para parar el AVE. Buena elección, y buen equipo en el que completar su maduración.

Y el aspecto definitivo para el salto de calidad de esta temporada. La llegada de Jamal Crawford cubre con holgura las posiciones de swingman de rotación exterior y con valores específicos. Crawford se ha convertido en el segundo anotador del equipo saliendo desde el banquillo. El roll que tenía en New York cobra sentido rodeado de los jugadores que ahora tiene en Atlanta. A pesar de ser un pichichi de rachas, y no ha sacado decentes porcentajes desde el perímetro, consigue desmembrar las defensas con su facilidad para penetrar y asistir. En definitiva, darle continuidad al juego, que es de lo que se trata.


Un tipo serio es Mo Evans, con el que Atlanta ha adquirido a uno de los defensores de perímetro más rentables y contribuyentes de toda la liga. Sus casi 6 ppp y 1.8 rpp no recogen los intangibles del jugador, porque no comete prácticamente errores. Hace lo que sabe, y delega lo que no. Que no es poco.

La asignatura pendiente es, como casi todos los años, el lanzamiento exterior. Vivir de Bibby por los siglos de los siglos no es positivo, y lo saben. Sólo que no han encontrado en la agencia libre ese referente que además de tiro exterior aporte otras cosas. "Que me quede como estoy", dirán.

La última buena noticia es su margen salarial. Para el año que viene tienen asegurados estar por debajo del salary cap, y este factor les puede abrir la puerta a una renovación de Johnson. Como dice el refrán, "más vale conocido que bueno por conocer".

¿Me tiro a la piscina? Vamos allá. Llegan a las 55 victorias en liga regular, y finalistas en el Este. ¡Toma castaña!