Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Medio siglo de... Orlando Woolridge


Luke Harangody es la cara visible de la Universidad de Notre Dame hoy en día. Su inconmensurable temporada le coloca entre los favoritos para lograr el premio a mejor jugador del año de la NCAA, y aúpa a esta universidad de la pequeña ciudad de South Bend, Indiana, a la categoría de contender por el título en el mes de abril. Corren buenos tiempos para Notre Dame.

Antes de la llegada de Harangody a dicha universidad, los Fighting Irish ya podían presumir de gran abanico de jugadores que habían jugado en la NBA, algunos de los cuales con bastante notoriedad. Adrian Dantley, Kelly Tripucka, Bill Laimbeer, Troy Murphy, John Paxson u Orlando Woolridge, por nombrar unos cuantos, son leyendas vivas de Notre Dame. Y precisamente Woolridge cumple hoy 50 años.

"O" fue un alero alto de 2'06 metros, nacido en Bernice, Louisiana, con extraordinarias aptitudes atléticas. Woolridge completó los cuatro años de graduación en Notre Dame, compartiendo promoción con el bigotudo Kelly Tripucka y con Bill Laimbeer, aunque éste último sólo estuvo en la universidad los dos primeros años. La tripleta F-Irish tuvo un impacto súbito en la NCAA, alcanzando en su primer año la Final Four. En South Bend siempre será recordado un tiro anotado por Woolridge en el último segundo para batir a Virginia, y de paso romper la racha de 28 victorias consecutivas de los Cavaliers del gigante Ralph Sampson.

Su salto a la NBA fue en 1981 de mano de Chicago Bulls, que le seleccionaron en la 6º posición de un draft capitaneado por Mark Aguirre, Isiah Thomas y Buck Williams. Por aquel entonces Chicago poseía una tripleta anotadora muy consistente: Artis Gilmore, Reggie Theus y Dave Greenwood, y la aportación de Woolridge se limitó a escasos 15 minutos y 7 puntos por partido. La salida de Gilmore rumbo a San Antonio le vino bien a Orlando porque fue adquiriendo presencia en minutos y aportación ofensiva, pero el equipo se fue debilitando tanto que en la temporada 83-84 alcanzaron el ridículo balance de 27-55 en liga regular, lo que le valió a la franquicia de Illinois conseguir una posición muy alta (nº3) que supieron rentabilizar muy bien, como todos sabemos, en His Airness.


La llegada de Jordan a Chicago fue un impulso para los Bulls, pero un problema para Woolridge. Si bien sus números seguían mejorando, el extraordinario terremoto deportivo y mediático que acaparaba Jordan relegaba a "O" a un discreto segundo plano. Sus estadísticas ese año ascendieron a los 22.9 puntos y 5.9 rebotes, con porcentajes de tiro de campo superiores al 55%. Al año siguiente MJ sufrió una lesión que le mantuvo en el dique seco 64 partidos, y los Bulls volvieron a resentirse. Decidieron pues tomar parte por Jordan para el giro copernicano de la franquicia, y mandaron a Woolridge a New Jersey.

Los Nets también estaban en horas bajas, porque había perdido 3-0 en primera ronda del año anterior con los Bucks de Sidney Moncrief y Terry Cummings. La llegada de "O" no supuso otra cosa que la continuación en caída libre para el equipo a pesar de los numerazos del alero de Louisiana. Al año siguiente, Orlando suspendió un control de sustancias prohibidas, y fue suspendido tras disputar sólo 19 partidos.


Por aquel entonces sólo había un equipo en el que pudiera rehabilitarse de sus adicciones y de su juego unidimensional, que además necesitaran de esa ayuda desde el banquillo para seguir mostrando su hegemonía en la década, Los Angeles Lakers. Orlando firmó como agente libre con el equipo púrpura para cumplir su función de roll player a la perfección, 20 minutos y casi 10 puntos por partido. El único obstáculo para el anillo fue la incipiente revolución de Bad Boys que nació en Detroit de la mano de Isiah Thomas, Joe Dumars y su ex-compañero en Notre Dame, Bill Laimbeer. Los Pistons barrieron con un 4-0 a Lakers en las finales del 89, en lo que supuso la despedida de Kareem Abdul-Jabbar, y el final de un ciclo exitoso, justo cuando acababa de llegar Woolridge.

El verano del 90 "O" fue traspasado de nuevo a Denver Nuggets a cambio de dos segundas rondas, en una clara intención de deshacerse a toda costa del alero y realizar una limpia masiva. El sistema ultra-ofensivo y ultra-rápido de Paul Westhead en estos Nuggets le vino como anillo al dedo al alero de Louisiana para superar incluso los números de antaño - 25'1 puntos y 6'8 rebotes por partido - no obstante la franquicia de Colorado sólo logró 20 victorias en liga regular, en parte por la lesión en el ojo de Woolridge que le mantuvo apartado casi media temporada. Posteriormente fue traspasado a unos Pistons venidos a menos tras su humillación frente a los Bulls del primer anillo de Jordan (4-0). Allí cumplió expediente de nuevo con aceptables estadísticas, pero Detroit sufría los efectos de la descomposición que tan bien explica Jaime H. Stinami en su blog.


Su paso por Milwaukee y Philadelphia no dejó de ser casi anecdótico. Aterrizó en la Bennetton de Treviso en 1994 y se alzó con la antigua Copa Saporta y la Copa de Italia en un equipo formado por, entre otros, Petar Naumoski, Stefano Rusconi y Ricardo Pittis, a las órdenes de Mike D'Antoni. Al año siguiente se trasladó a Bolonia para conquistar con la Buckler la Supercopa de Italia, siendo nombrado MVP del partido, para derrotar a su ex-equipo.

Sus cualidades físicas limitaban su juego colectivo y sus virtudes técnicas, algo que desgraciadamente estamos demasiado acostumbrados a ver en el baloncesto NBA actual. De todas maneras, no sé si a Woolridge le acompañó la mala suerte en el momento de la elección de sus destinos NBA, porque franquicia a la que iba, dejaba de ganar, y viceversa. ¿Causa o efecto? En angelito en cuestión:


22 comentarios:

Mr. Naismooth dijo...

La foto de Woolridge deberia aparecer en las enciclopedias al lado de la definición de "Jugador de baloncesto". Alto, rapido, musculoso, saltarin y con sonrisa de Globetrotter.

Un tipo simpático y eléctrico en su juego, con talento de sobra para ser all-star pero que por circunstancias nunca lo consiguió.

Woolridge encabezó aquella expedición de la NBA que se dejó caer por España a finales de los 80 y que disputo un partido contra la selección española, siendo el más destacado dentro de un equipo en el que estaban entre otros Alvin Robertson,Reggie Theus, Mark Eaton, Dan Rounfield y toda serie de jugadores de primer nivel. Orlando era el jefe y el showman y se nos metió a todos en el bolsillo...un bolsillo que entonces ignorabamos que estuviese lleno de papelinas. Su positivo fué toda una sorpresa. Por suerte se reincorporó al mundo del baloncesto sin mayores problemas y siguió deleitando con su juego durante muchas temporadas. En Europa era determinante jugando de pivot.

Gran y merecido homenaje. Además es el jugador favorito de mi sobrino.

Pirrimarzon dijo...

Desconocía la gira que comentas, Mr., me pondré las pilas para recopilar información (y partidos) al respecto.

Si quieres, dime el nombre de tu sobrino y le dedico el artículo, y espero que le guste también si lo lee. Por cierto, ¿cómo es posible que un chaval de ahora tenga como ídolo a Orlando Woolridge? Me huele a influencia de su tío... jejeje

Saludos!

General Espartero dijo...

Siempre me sorprendió que un tío que hacía más de 20 nunca acabara de cuajar de verdad en la burguesía de la liga. Quizás su juego, quizás la mala suerte... en los Nuggets estuvo impresionante y en Europa también.

Merecido homenaje por el cumple de Mr Woolrigde.

saludos!

costalgaraldals dijo...

las primeras veces que vi a "O" me sorprendió, con su altura jugaba como un "2" o "3" ... con cuerpo de "4" y altura para "5", portento físico y creo que muy desaprovechado.
Mienbro del "club del sniffing", uno de los primeros pilotos de vuelos sin motor.
Tengo un video dedicado a "O" en el blog

Almanzor dijo...

Uno de las primeras muestras de "Bienvenidos al Siglo XXI", alto y fuerte y jugando en casi todas las posiciones. Como decis, tal vez no estuvo en el momento adecuado en el lugar adecuado. Los Bulls podrían haberle aguantado un poco más y que terminara de cuajar, en fín.

Por cierto, Harangody está infravalorado. En mi opinión tiene más clase que Hansbrough (con quien muchos le comparan). Saludos

Juandi Mora dijo...

Me gusta conocer, más profundamente, a los grandes jugadores aunque no hayan pasado a la historia como los mjores. Son jugadores necesarios y que engrandencen este deporte.
Conocía a 'O', pero no tan en profundidad. Soy joven, cuando el destacaba yo apuraba las papillas. Jajaja.
Gracias por el post he aprendido mucho.
Me pondré a investigar más sobre este jugador.

Un saludo.

NBA LAKERS dijo...

Excelente informe, felicitaciones ;)

Un jugador de muchos equipos, con una carrera muy turbulenta (adicciones, puestos quitados por SUPER DOTADOS, etc)... en fin, en tu informe está todo ;)

Te espero en nuestro blog de los Lakers!

Un abrazo grande!

–NM–

J-Bo dijo...

Gran post, era una bestia Woolridge... me viene a la cabeza Xavier McDaniel también, porque era otra bestia parda... Vernon Maxwell... Dennis Rodman... ahora lo único parecido que tenemos es Ron Artest... antes había más jugadores de este estilo, quizás cuando no era tan complicado como ahora destacar en un deporte, y gente con caracter competitivo, y también con mucho talento, llegaban lejos... hoy en día llegar se me antoja más difícil cada año que pasa...

Pirrimarzon dijo...

@General: Es que creo que todo lo que tenía en ataque lo dejaba de tener en defensa, de ahí que en los Nuggets se saliera de la tabla.

@Costal: Ya había visto el vídeo, está genial, excepto la música... qué es ese ruido que le habeis puesto?? Pelín molesto, ehh, jajaja

@Almanzor: los Bulls sabían que Jordan y Woolridge no cuajarían juntos, así que terminaron dándole boleto a "O" con bastantes razones. La mejora fue obvia.

@Juandi: No creas que yo pude disfrutar tanto de aquella época in situ. Esto viene de leer mucho, ver muchos partidos y sacar un hueco para recopilar toda esa información. Me lo paso tan bien...

@J-Bo: podría llevarme a Artest a los 80, pero ni mucho menos en el perfil de jugador de Woolridge, no tienen nada que ver. "O" era un tipo diseñado para atacar, alguien que veía el aro tan cerca como puedo ver yo la taza del váter. En defensa lo tenía más crudo. Artest es muy bueno en la defensa 1x1, muy fuerte, pero ni mucho menos con la capacidad atlética de Orlando.

Saludos a todos y gracias por comentar!

BigBen dijo...

Grande Santi por contarnos la vida deportiva de Orlando, yo apenas le conocía, me pilla lejos.

Alero poderoso tipico de los 80, y que tan pocos vemos ahora mismo.

Curioso, era llegar y dejar de ganar. Algo asi le ocurre a los Knicks...

Mr. Naismooth dijo...

Pirri...mi sobrino tiene 30 tacos y una nena de 2 añitos. Es el máquina que diseña las cabeceras de mis posts, por cierto.

Viendo el video sorprende como un tipo tan grande puede matarla con esa plasticidad. Mucha más clase que la mayoria de gorilas de hoy en dia.

Pirrimarzon dijo...

@BigBen: Lo mismo es del Atleti y todo, jajaja

@Mr: De esa altura, Rudy Gay y Josh Smith, LeBron aparte, tienen esa plasticidad hoy día con ese tamaño.

Pues sí que está crecidito tu sobrino, leñe!!

Saludos

Mo Sweat dijo...

Orlando es un jugador que siempre me llamó la atención, me caia bien y era el físico más espectacular que se podía ver en una cancha de baloncesto, algo parecido a lo que luego fue también David Robinson, pero creo que Orlando tenía incluso más volumen.

Fisicamente el jugador que he visto más parecido a Woolridge es Arthur Housey, ex del TDK y de la Penya en los 80.

La verdad es que al menos en un par de temporadas tuvo estadísticas de auténtico All-Star.

Saludos.

Mr. Naismooth dijo...

Bueno, creo que Gay al lado de Woolridge es un tirillas...Y Smith y Lebron tienen la potencia (quizá más) pero no la "aerodinámica"..por decirlo de algun modo.

Por cierto, el jugador que comenta Mo era impresionante. Tenia músculos hasta en las uñas el tio.

Pirrimarzon dijo...

Yo creo que Smith es el más aerodinámico de todos.

He visto un par de fotos de este Housey y es cierto lo que decís, un armario empotrado de 3 puertas. En el FotoClick de ACB.com aparece vagamente.

Iron Fist dijo...

La verdad no conocia mucho la historia de Woolridge, gracias por la informacion... es que en los 80 hubo tantas figuras en el perimetro que es dificil conocer a todas en profundidad.

Charlie9908 dijo...

Woolridge ha sido el único ex-nba que se ganó el sueldo en Europa dando muestras de su calidad en la Bennetton de Treviso, otros como Dominique pasaron de puntillas pero con los bolsillos llenos.

Sobre lo que comenta Mr. Naismooth de la gira por Europa, creo recordar que en el equipo también estaba Fernando Martin, justo unos mneses antes de regresar a España.

Winston-all-star y Lee-all-star creo recordar que se llamaban los equipos (creo que tengo el partido en VHS)

Un saludo!!!

Mr. Naismooth dijo...

Efectivamente, estaba Fernando Martín. Jugaron dos partidos, uno entre ellos mismos (no recuerdo donde) y otro en Tenerife contra la selección. Yo tambien debo de tenerlo por alguna parte. Recuerdo que Andrés Jiménez demostró que tenia nivel de sobra para jugar en la NBA.
Organizaron un concurso de mates en el descanso y Woolridge se soltó la melena.

Pirrimarzon dijo...

A ver si alguna blog de vídeos lo tiene, que esta gente tiene cada tesoro...

Saludos!

G-dog dijo...

Excelente post!

Avizor dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada. De hace unos cuantos años sólo conozco a los típicos y viene bien informarse.

Saludos.

Pirrimarzon dijo...

Pues preparaos, que vienen curvas!