Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

martes, 19 de enero de 2010

La nueva vida de Luther Wright


La historia que hoy comento salió a la luz hace pocas fechas en el portal FanHouse.com. Luther Wright, el otrora pívot que Utah Jazz había seleccionado en primera ronda del draft del 93 para sustituir a Mark Eaton, encabezará una lista de ex-jugadores de la NBA que realizarán una actuación musical durante el fin de semana del All Star. En principio, será una representación mezcla de Gospel, Jazz y R&B. El resto de componentes de la banda será Calvin Natt, Thurl Bailey, Terry Cummings, Anthony Avent y Bob Elliott.

La cosa no tendría mayor relevancia - otro show más organizado por Stern - de no ser por la presencia del propio Luther Wright, que tiene tras de sí una historia demasiado particular para obviarla a estas alturas.

Buscar las estadísticas de Luther no revela más que procedía de Seton Hall y que disputó únicamente 15 partidos con los Jazz. Sinceramente, el nombre de Luther Wright no me dijo nada cuando lo leí, sobre todo cuando en la noticia había jugadores más ilustres como los de Terry Cummings o Calvin Natt. Después de leer el último enlace lo comprendí todo. Wright llegó a Utah Jazz con 22 años con la etiqueta de sucesor de Eaton y futura piedra angular de la franquicia mormona. Se trataba de un pívot mastodóntico, un 7'2 de planta descomunal - a la imagen me remito - que pasó por la universidad sin llegar a formarse como jugador completamente. Después de sólo 15 partidos disputados, y 9 meses en la plantilla sin rascar bola, fue examinado por los servicios médicos para dilucidar sus problemas de comportamiento. Fue entonces cuando le detectaron un trastorno bipolar severo, causante de esa falta de concentración y poco rendimiento. Para paliar los efectos de un despido prematuro y una invalidez para la práctica de este deporte al máximo nivel, Utah decidió asignarle una pensión de 125.000 dólares para los siguiente 25 años: craso error.

La vida fácil de lujos, dinero y chicas irrumpió con tal fuerza en la mentalidad de un chaval de esa edad y ese problema que le empujó al mundo de las drogas, la delicuencia y la destrucción personal. Abandonado a su suerte, deambuló por clínicas de desintoxicación y centros de salud mental para acabar siendo un sin-techo. Tras una larga noche de excesos en la Navidad del 2004, fue encontrado con síntomas de congelación de sus miembros inferiores. La apuntación de algunos dedos de los pies fue el mal menor, que aún resuena con dureza por la vida en esas condiciones.


Afortunadamente, tras ese episodio el trascurrir de Luther Wright cambió por completo. Recuperó una vida llena de entusiasmo, de obligaciones y de tareas. Se convirtió en músico, colaborador de radio, asistente de entrenador de instituto... Se ha convertido en esa máquina multitarea que ocupa tanto su tiempo que le es imposible acordarse de su antigua y degradada vida. Asegura que lleva limpio al menos durante 4 años y 7 meses.

Si leéis el artículo de FanHouse.com, encontraréis más datos de la historia de Wright. Una historia de caída a los infiernos y vuelta a la lucidez. Durante el próximo All Star, Luther Wright volverá a tocar el cielo de los pabellones, los aficionados, el ambiente NBA... aunque su verdadero cielo sea la situación actual, de la cual seguro que no quiere desprenderse.

Imágenes de SaltCityHoops.com

15 comentarios:

Ruben dijo...

Interesantisimo.... Al menos nuestro amigo ha conseguido centrarse, mas vale tarde que nunca

Un saludo

Bango dijo...

Vaya, interesante la historia de este jugador(o músico), según se vea.

BigBen dijo...

Gracias por traer esta historia, Pirri, yo no tenía ni idea de este tipo.

Al menos, tuvo la suerte de centrarse antes de que fuera demasiado tarde.

Jacobo Rivero dijo...

Estos bio-topic son muy americanos, y hacen grande al baloncesto, porque son historias de (la) vida.
Un saludo

jr dijo...

Le recuerdo porque en aquella épcoca devoraba la poca información que llegaba de los jóvenes pero desconocía el porqué de su retirada tan prematura. Bienvenido a la vida, chico.

J-Bo dijo...

Es una historia superinteresante. Siempre me veo un poco reflejado en este tipo de personalidad.

Afortunadamente no me he visto con esa cantidad de dinero, tan jóven, y doy gracias a quién tenga que recibirlas, de ello.

Saludos.

General Espartero dijo...

es grato ver cómo también hay gente que se salva de la quema de la vida fácil.

un saludo!

costalgaraldals dijo...

Una más, de esas durísimas historias que pasan en la trastienda de la NBA.
Gracias Pirri por hacer saber de él.

Pirrimarzon dijo...

Gracias por vuestros comentarios. No deja de ser una excepción dentro de una sociedad llena de casos que se resuelven de manera opuesta. De todas formas, sirve de aliciente y esperanza de vida, de ejemplo a seguir, y de reflejo de las consecuencias nefastas de criar megaricos a edades tan tempranas. Volvemos al tema de limitación de edad en la NBA, del escalonamiento de salarios y de la frivolidad temeraria del deportista profesional. Tantas veces he escrito sobre el tema que no quiero convertirme en cansimo, aunque ya sabeis mi opinión.

Saludos!

matraco dijo...

Pirri, muy buen post!

Mo Sweat dijo...

Un post genial, Pirri. Desconocía por aompleto este caso, la verdad es que no recordaba para nada a Luther, si es que llegué a saber de él alguna vez... de todos modos celebro su recuperación.

Saludos.

Pirrimarzon dijo...

Y este caso ha salido a la luz. Cuantos y cuantos casos habrá por ahí de gente desconocida que atraviesa por las mismas circunstancias...

J.J. Villaluenga dijo...

Tremenda historia pirrimarzon ;)

Iron Fist dijo...

Muy buena la historia, excelente. veremos si logran cantar mejor que cuando lo hizo stackhouse jaja...

hablando de bipolares, esperemos que delonte no termine como este luther.

Pirrimarzon dijo...

Es cierto, Delonte es un tipo que también necesita un tratamiento especial.

Saludos