Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

miércoles, 27 de enero de 2010

Jugadores que están (pero no están)

Siempre me pregunté para qué serviría tener una plantilla con jugadores, entre los cuales había una selección de inactivos perennes, lesionados o no. Cupos de plantilla, axiomas deportivos... ¿qué me estáis contando? ¿No os da la impresión de haber visto a muchos jugadores exclusivamente en las presentaciones de los equipos, agitando toallas o en páginas de rosters? Porque a mí me pasa eso. No sabes ni como juegan, sus virtudes o defectos, casi ni sus caras.

Me gustaría hacer una recopilación de esos jugadores a los que, por motivos diversos, no podemos disfrutar/sufrir en la NBA. ¡Ojo! No se trata de una crítica a esos jugadores (o tal vez sí). Fijaos que un candidatable a entrar en lista podía ser por ejemplo Marcus Haislip, que no es ni mucho menos un mal jugador, y aquí en España damos buena fe de ello. Lástima que el PAO se me haya adelantado (por fortuna para él, claro).

Jerome James (Chicago): Hizo una serie de playoffs normalita hace muchos años con Seattle, firmó un contratazo, se lesionó y luego pasó cual patata caliente por Chicago a New York y viceversa.

Aaron Gray (New Orleans): Adquirido recientemente desde Chicago, su primer año apuntaba maneras, pero no gozaba de la confianza del entrenador. Yo le vi cosas en su día, pero hace tanto que no me extrañaría que se hubiese estancado.

Patrick O'Bryant (Toronto): ¿Fiasco del draft? Ni idea, pocas veces le he visto jugar. Tiene planta, eso sí. Ahora, ni mucho menos justificado su elección, y ya va siendo hora de que se reivindique.

Yakhouba Diawara (Miami): Se supone que especialista defensivo, se supone. Francés para más señas. Fuerte, atlético,... como baluarte defensivo sería fantástico (si tuviera minutos)

Ian Mahinmi (San Antonio): Bigardo portentoso del que se duda que sepa jugar a baloncesto. Francés también. Si recibiera lecciones, y las aprendiera, podría ser un buen Boni N'Dong.

Mike James (Washington): En Toronto tuvo una temporada de 20 puntos por partido, siendo titular por delante de Calderón, y con porcentajes realmente aceptables. Oasis en el desierto... ¿o poca continuidad?

Brian Cook (Houston): Dicen que tiene buena mano desde el perímetro, dicen. Por lo poco que le he visto creo que es más blando que el blandiblú.

Hamed Haddadi (Memphis): El iraní no cuenta con minutos por la competencia con Marc Gasol y Hasheem Thabeet. En los JJOO apuntó maneras, y sobre todo altura, quizá recalar en Europa podría ser positivo para él.

Marcus Banks (Toronto): Base fuertote que cuenta cero para Triano.

Chris Quinn (New Jersey): Base debilote que cuenta cero para Vandeweghe.

No incluyo a novatos, porque es casi de ley no escrita que no jueguen mucho el primer año, sobre todo los de segunda ronda, así que ya les daré un repaso el año que viene.

Insisto en que no es una crítica hacia los jugadores por su calidad, talento o cualidades físicas. Simplemente tengo la impresión de que con muchos de ellos estaremos siempre en la duda de si podrían haber hecho/significado mucho más de haber jugado en equipos de inferior categoría, viniéndose a Europa por ejemplo. Recuerdo que Mike D'Antoni, Audie Norris o Brian Jackson pasaron por ello, y aquí se transformaron en leyendas... ¿No podría volver a pasar? Salvando las distancias, claro.

11 comentarios:

General Espartero dijo...

Sé que has escrito el post para hablar de los nombre propios, pero me gusta la pregunta que planteas al principio así que paso a comentarla. Desde mi punto de vista los jugadores 11 y 12 del equipo cumplen también un papel en el mismo. Está claro que no van a jugar muchos minutos, así que tienen que asumirlo. Si además son capaces de competir con la gente que tienen delante por el puesto, mucho mejor porque terminan haciendo de revulsivos de partidos y de la propia plantilla.

También son útiles por problemas de faltas o lesiones: fichar a un jugador nuevo, explicarle los sistemas e integrarle en el equipo supone un trabajo importante, aunque tenga un poco más de calidad que tu banquillo profundo. Así que encajan mejor en la rotación.

Sería problemático tener una plantilla de 12 posibles titulares que reclaman minutos. Personalmente me gustan más las plantillas de 10+2, 10 jugadores de buen nivel que puedes intercambiar (unos mejores que otros y jugando un máximo de 20-25 minutos) y 2 jugadores que se tienen que trabajar el puesto y no están en la rotación habitual. Si en un partido tu rotación sufre problemas de faltas tienes a dos tíos capaces de matar por jugar minutos y demostrarte lo que valen.

Un saludo!

Pirrimarzon dijo...

Pero los tiros iban por otro lado. Cuando se trata de plantillas NBA, creo que el tamaño "estandar" es de 15 jugadores, de los cuales hay 3 en lista de lesionados, estén o no lesionados. A esos me refería. Una cosa es jugar de vez en cuando y otra no hacerlo nunca. Creo que este año el caso más obvio es el de Brian Cook, que sólo ha jugado 3 partidos, sin estar lesionado, y eso que tienen a Yao en el dique seco. Por ahí iba el asunto...

De todas formas, coincidimos en la idea de estructura de una plantilla.

Saludos!

BigBen dijo...

Joer, Chris Quinn era el base titular de los Heat que ganaron 15 partidos hace un par de temporadas, y ahora en NJersey como si está mi abuela.

Lo de Jerome James fue de traca, el mas claro ejemplo de como rendir el ultimo año de contrato y firmar por mucho ceros. Recuerdo unas declaraciones suyas (o de Reggie Evans, su pareja en los Sonics) diciendo que gracias a ellos, Allen y Lewis habian conseguido reconocimiento. Tela...

A Mahinmi le he visto varias veces esta temporada, y se podria aprovechar algo de él. Tiene un buen fisico, pero no tiene timing ni nada de cabeza.

De todas maneras, ese tipo de jugadores numero 11 y 12, como dice el General, siempre tienen una funcion. Pues no se lo pasaba bien Pat Burke en Phoenix, o Scalabrine en Boston...

Lucas dijo...

Yo se que el post esta hecho en referencia a la NBA pero voy a dar un ejemplo que me toca de cerca como argentino.
Leo Gutierrez fue jugador numero 12 de nuestra seleccion nacional durante muchiiiiisimo tiempo, a veces no jugaba ni los partidos con diferencia de mas de 20.
Durante años ocupo esa posicion y sus compañeros destacaban siempre que el era una pieza fundamental del equipo tanto como un Scola o Ginobili.
Ante las renuncias en torneos de varios jugadores principales, Leo dio un paso adelante y aprovecho su oportunidad y se convirtio en un valuarte dentro de la cancha para el equipo. Como bien decia el General, no hubo necesidad de enseñarle los sistemas a alguien nuevo, ni traer a alguien que desconociera la quimica del grupo.
Por supuesto que el supo aprovechar su oportunidad con el talento y carisma necesarios para rendir al nivel deseado, con muchos otros siempre sera una incognita...

Saludos!

Dr. Basket dijo...

Al hilo de lo que se comenta sobre Gutierrez en la ultima entrada, creo que hay que destacar la importancia de encontrar unos buenos jugadores 11 y 12 con una gran relacion calidad / rol asignado.

Como dice el General, no sirve de nada que esas posiciones las rellenen cracks, porque acabarán siendo conflictivos.

Tampoco dárselas a un manta soluciona nada, porque como un día tenga que salir a jugarse las castañas...

Creo que el caso de Trías es otro claro ejemplo en la ACB.

Saludos.

Juandi Mora dijo...

Cuando he leido la primera parte he pensado directamente en James y en Banks. La verdad que el ostrascismo a los que se ven llevados algunos jugadores, ya sean por decisiones técnicas o por motivos deportivo, es increible. Muchos de los jugadores nombrados tienen potenciar para disputar minutos en la segunda unidad de mucho de los equipos de la NBA. Una pena.

Un saludo

Pirrimarzon dijo...

Creo que Juandi ha captado la esencia del mensaje, pero con el resto voy a tener que re-explicarlo. No hablo de los jugadore 11 y 12, sino de los 13-14 y 15, aquellos que nunca van convocados, que siempre están en la antigua (creo que desapareció) lista de lesionados, y que nunca participan en el juego. Puede que en los entrenamientos estén presente, pero dudo mucho que ante una lesión (ojalá que no) de Calderón y Jack, no terminen fichando a otro jugador, porque no existe el mínimo de confianza en Banks. De hecho, como escribe recientemente en su artículo BigBen, Banks podría ser un rellenasalarios de pura cepa.

Ahora mismo incluso Harpring (que está lesionado, y tiene justificación) no participa del corrillo de los Thunder, y no le han despedido porque no les sale rentable todavía. Y eso que Matt en Utah ha sido un tío importante...

Muchas veces se le puede achacar al entrenador, al sistema, a lo que sea. Pero fijaos como Juan Dixon, por ejemplo, ha ido rondando por toda la NBA sin rumbo fijo hasta que ha llegado a Europa. Y en Málaga parece que están encantados con él. Idem con Haislip. ¿Qué ha pasado con Maceo Baston? Pues eso.

Saludos

costalgaraldals dijo...

Claro que podría volver a pasar ... y si eso no ocurre, zass ¡¡¡ a nuestra categoria de "Caras B".

J-Bo dijo...

Bueno, Pirri, ya que tocas el tema de los jugadores 13-15. Está claro que tienen que estar en la lista de inactivos, ya que cada equipo sólo puede tener un máximo de 12 jugadores 'activos' y un máximo de 3 jugadores 'inactivos'.

Estos jugadores, en algunos casos, sobre todo si se trata de jóvenes, son mandados a la D-League con el filial de la franquicia NBA.

Muchos de los NBA actuales, algunos incluso con un buen contrato, han pasado por la D-League, y desde luego yo preferiría jugarn en la D-League a no jugar en ningún lado.

Saludos.

Pirrimarzon dijo...

Creo que la D-League sólo admite jugadores procedentes de la NBA que estén en su primer o segundo año. Más allá no (creo). Y de los que he nombrado, no me suena ninguno que esté en esas condiciones. Mahinmi quizá? No sé.

Saludos

Pirrimarzon dijo...

Por cierto, Costal, ya no hacéis Caras B?? Molaban...