Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

jueves, 7 de enero de 2010

Arenas, esa punta del iceberg


Hace unos días saltaba la noticia del altercado producido en el vestuario de los Wizards, en el que Gilbert Arenas y Javaris Crittenton llegaron a apuntarse con sus pistolas por una discusión por deudas en el juego. O al menos eso es lo que se ha comentado en el rondillo periodístico. Llevarnos las manos a la cabeza y condenar las actuaciones de ambos jugadores es algo de lógica, o eso pensaba yo.

Ayer escribía Pete Mickeal, alero del Regal Barcelona y ex-jugador de la NBA, entre otras cosas sobre el incidente de Arenas y Crittenton. Explicaba Pete que su hermano fue víctima de un tiroteo cuando él era joven. La pérdida de un ser tan cercano, sin embargo, no ha hecho mella en el azulgrana para seguir pensando que si una persona está autorizada a llevar un arma y tiene licencia para portarla, está en su derecho. Hay un aspecto en el que Pete no repara. ¿Cuál es el tipo de condicionante por el cual una persona que no se dedica a un trabajo relacionado con las armas pueda llevarlas? Es decir, ¿quién decide qué personas pueden o no llevarlas?

No tengo los datos a mano, pero escuché en las noticias hace varios días que existen en Estados Unidos casi tantas armas legalizadas como habitantes. O la afición a la caza es descomunal en el país de las 50 estrellas, o ese dato hace cantar la gallina: ¿cómo es posible que sea tan fácil conseguir una licencia de una arma de fuego para una persona que no se dedica a una profesión que depende de ello? Un arma es una responsabilidad ante todo, y allí eso da lo mismo. Mientras paguen la cuota...

David Stern ha suspendido de empleo y sueldo a Arenas mientras no se esclarezcan las circunstancias del famoso altercado. Medida aleccionadora y ejemplarizante, que sienta precedente y que salpica a la flor y nata de la élite NBA. Claro que, en teoría, si ambos jugadores hubiesen mantenido bajo custodia en todo momento sus armas, no habrían incurrido en delito alguno, con todas las comillas que merezca esa afirmación. Cuestiones burocráticas aparte, lo que no observo es ningún propósito de enmienda de una situación que se me antoja determinante: es el propio consejo de seguridad o el organismo competente el que debe evitar dar licencias al libre albedrío. Desconozco la manera de proceder en ese caso y los trámites jurídicos necesarios, pero los hechos han demostrado que la sociedad americana no es más segura por el hecho de llevar armada hasta la dentadura postiza. Sentido común, en las personas y en los organismos. ¿Es pedir mucho?

14 comentarios:

Manu dijo...

la verdad esq me parece increible llevar una pistola a un vestuario, pero ya se sabe q en EEUU todas estas cosas pueden pasar. y aunq no tenga nada q ver con el juego, creo q la sancion es adecuada, q los deportistas son ejemplos y no pueden hacer lo q kieran.

muy buen blog, pasate por el mio:nunca podre tener un dinosaurio

R1Molano dijo...

Hay muchas cosas que deberia cambiar la sociedad americana. Esta es una de ellas, esta claro.

El problema es que ellos mismos piensan asi, mira Mickael

Pirrimarzon dijo...

La cuestión principal es que no deberían estar permitidas las armas de fuego, no sólo a jugadores, sino a personas que no justifiquen por su actividad o profesión, la necesidad de utilizarlas. Este ejemplo debe hacer pensar a la sociedad americana (y por extensión al resto) sobre un cambio de los modelos de conducta. Lo he dicho mil veces ya, prefiero destacar la labor de un Tim Duncan o un Shane Battier (y perdón si soy pesado) que el de un Arenas y cía.

Saludos

PD: Buen blog que tienes también, intentaré pasarme a menudo.

Pirrimarzon dijo...

@R1Molano: Por eso digo, Rubén, que el problema reside en la base de la sociedad americana, no sólo en algunos jugadores. De ahí el título del post.

Saludos

Jacobo Rivero dijo...

El problema de Arenas, y otros, es que la posesión de armas se asocia a un rango o categoría social. Y no me refiero a la economía. Desgraciadamente la gente prefiere 'disfrazarse' de gansta, que parecerse a Duncan o Battier. Y en EEUU la gente mama está cultura del 'poder de las pistolas' desde su más tierna infancia.

Yo soy de los que cree que no hay ninguna profesión que necesite armas. Si empezaramos por ahí muchas cosas iban a cambiar en el mundo. Pero ni los fabricantes de armas, ni las empresas de seguridad, ni los gobiernos (algunos de los cuales trabajan para los anterioremente citados) lo iban a permitir. ¡Faltaría más!

J-Bo dijo...

Hombre, en USA es un derecho constitucional poder tener armas y utilizarlas en defensa propia, así que tendrían que empezar por cambiar la constitución... y como que no... la industria armamentística es uno de los motores principales, sino el mayor, de la economía estadounidense... y ya se sabe lo que eso implica... me paso la ONU por el forro y declaro la guerra a Iraq, por ejemplo...

¿De verdad creéis que dos NBA apuntándose con sus pistolas van a cambiar esto?

Pirrimarzon dijo...

@Jacobo: ¿Y por qué ocurre eso? Lee la opinión acertada de J-Bo, que ha dado en el clavo.

@J-Bo: Exacto, J-Bo, has dado en el clavo. Ese es el resto del iceberg, lo que no se ve, y que queda oculto tras un manto de lo "políticamente correcto" desde Europa. Te puede gustar más o menos, pero no va a cambiar. Magnífica apreciación J-Bo.

Saludos y gracias por comentar

General Espartero dijo...

Creo que el debate no está en las armas, está en la cabeza de algunas personas que por meter alguna canasta la propia NBA, la sociedad y el dinero les convierten en semidioses.

Hace algo más de tiempo la NBA inició el programa 'Stay at school' porque se veían venir un aluvión de jugadores desde el instituto capaces de meter canastas pero incapaces de controlarse a sí mismos. La cosa se medio frenó, porque en vez de salir del instituto ya casi nadie termina el ciclo universitario.

Así que la NBA se entregó los jugones gangsta a falta de estrellas que pudieran coger el relevo de la mejor generación que vio este deporte. Ahora toca apechugar con las consecuencias.

¿Cómo arreglar esto?
1.- Sanciones ejemplares. Nada de unos partiditos, a la calle de por vida. Sólo haría falta una o un par de ellas y los pseudo gangstas cogerían el mensaje.

2.- Cambiar el modelo de financiación de la NCAA. Endurecer los controles para exigir a los deportistas que terminasen su educación correctamente.

3.- Integrar a las ligas y equipos del resto del mundo y financiarlas directa o indirectamente ('externalización' de la cantera). Habría un mayor número de jugadores no-americanos de alto nivel. Posteriormente esos jugadores acabarían en la NBA.

¿Qué se conseguiría con eso?
1.- Los gangstas entenderían que hacer el gangsta equivale a que se acaba el chollo de ganar millones por meter unas canastas.

2.- Los jugadores terminarían el ciclo universitario al cobrar por jugar: en especias, indirectamente (mejorando la calidad de vida de la familia) o como fuera.

3.- Los equipos no americanos recibirían dinero y otras prevendas a cambio de hacer lo que están haciendo ahora gratis, ser la cantera de la NBA. A la hora de vender la liga o de ser la portada del NBA Live ¿a quién se preferiría? ¿a un gangsta con semiautomáticas o a un educado pívot africano?

Soy de los que opinan que la mayoría de los problemas se arreglan cuando tocas el bolsillo...

Un saludo!

Pirrimarzon dijo...

No sé si fue contigo o con Mr Naismooth con quien tuve un largo debate al respecto de la función de la universidad como agente formativo, educador, culturizante y ejemplarizante de toda una sociedad, y no sólo de una élite de jugadores que pasan por ella. Si contamos con que a la NBA llegan sólo 30x15=450 jugadores, entre autóctonos y resto de internacionales, reducimos las posibilidades de éxito para gente que sirve, de peor o mejor forma, para desempeñar su labor en otro país. Dicho de otra forma, que el resto del mundo sea actualmente cantera de la NBA no es más que una consecuencia del incremento del nivel de esos jugadores foráneos y del descenso de nivel propio de la NBA, pero nunca una consecuencia de políticas de motivación de cantera de los clubes internacionales, ni mucho menos. Vamos, faltaba más que el DKV o el Caja Laboral estuvieran pensando en formar jugadores para que luego se los lleve irremediablemente la NBA... sería de locos.

Ignoro si los puntos que narras solucionarían el problema, pero interpreto que el problema está más arriba, según ha comentado J-Bo.

Saludos

Almanzor dijo...

En primer lugar, lo que dice Mickael revela la mentalidad gangsta que provoca esto: "a mi hermano lo cosieron a tiros, así que yo llevo una pistola para que no me pase a mi". No sería mejor que no hubiera armas para que haya gente que no acabe como tu hermano?? Las armas las necesitan para defenderse, pero si no estuvieran legalizadas no tendrías que defenderte de nadie.

Luego, la NBA tiene perdida la batalla anti-gangsta en mi opinión. La sociedad americana es una sociedad llevada hasta el punto de evitar la formación de las personas, que no puedan opinar por si mismas. Como dice J-Bo, si tenemos industrias para la venta de armas, ¿vamos a prohibir el uso de armas o dejar de intervenir en otros países? Si estamos criando peronas para ello, si después de estar 3 años en Afganistán o Iraq llegan enriquecidos y con un pedazo de paga. Pues la NBA sufre todo esto, ya que se acaba diviendo la sociedad en función de las clases sociales de manera más exagerada que en Europa. Una minoría que trabaja en buenos empleos bien remunerados y viven en barrios de clase media-alta, una inmensa mayoría que vive en barrios muy peligrosos con pocas oportunidades de salir adelante.
En la NBA se refleja en el mismo porcentaje. Y viene a desembocar en que lo que mola, lo que está guapo, es ser un negro jugón lleno de tatuajes hasta el culo que resulta que a su hermano le metieron una bala por el ojo, su padre se fue de casa y lo crió su abuela inválida mientras su madre curraba de 8 a 21. La NBA lo ha aprovechado para crear sus mitos del siglo XXI, véanse Iverson y compañía, mientras que Duncan, Battier o Bryant quedan como unos pijitos.

Anoche mismo, Ajero decía en la retransmisión que le molaba un poco Reddick porque había tenido sus problemas legales y era un poco contestatario. Si aquí en Europa se está empezando a pensar igual, mal vamos.

Como he dicho antes, la NBA ha creado sus propios mitos y ahora tiene que apechugar con ello. Buscando audiencias y llegar a más público ha enardecido a jugadores que han llegado de una clase social baja y que nunca dejarán de ser lo que son: pegarán tiros en discotecas, peleas multitudinarias, armas en vestuario, etc.

Yo lo sigo diciendo, pero a mí me encanta ver un jugador NBA que tiene padre y madre con buen trabajo y ni un tatuaje bestia en el cuerpo. Llamdme antiguo si quereis.

General Espartero dijo...

@Pirri:
Siempre es arriesgado juzgar, sobre todo en un tema como el de las armas en USA porque caer en la demagogia es muy fácil. ¿Prohibir las armas? Muy civilizado, pero ¿sabes que más del 80% de asesinatos por arma de fuego en USA se comenten con armas ilegales no registradas? Así que en la práctica prohibir las armas significaría alimentar un mercado negro local ya de por sí enorme y manejado por las bandas de barrio y los gangstas. Es como las drogas, están prohibidas pero el que quiera tener acceso a ellas no lo tiene muy difícil...

En España lo empezamos a ver ahora, donde entra a robar gente de los países del Este en nuestras casas armados hasta los dientes y con entrenamiento militar. En España las armas están prohibidas pero, ¿cómo es que los malos las tienen? Sé de gente a la que han robado 5 veces y que han acabado por matar a un asaltante con una escopeta de caza. ¿Y sabes lo que piensa de las armas? Que él lo que quiere es que le dejen en paz con su restaurante.

Respecto a lo de si el Joventut o el Baskonia les parece bien o mal formar jugadores para que vayan a la NBA, es algo que a la NBA y al jugador les trae sin cuidado pero que irremediablemente pasa y pasará. Lo ideal sería que, ya que sabemos que es inevitable, se financiase adecuadamente por parte de la NBA. Así los clubes recibirían dinero, jugadores americanos en formación u otros beneficios y no como ahora que no reciben nada después de regalar a la NBA a sus estrellas.

@Almanzor: Los gangstas pasan de puntillas por la universidad. Es increíble que alguien como Iverson haya estado en una universidad como Georgetown... Si la NBA y la NCAA no cambian el sistema y premian no sólo el talento sino el 'pack completo' de jugador, esto no se solucionará nunca. ¿Alguien se cree que Iverson fue a alguna clase en 2 años en Georgetown?

Un saludo!

BigBen dijo...

Sólo de pensar que la Constitución permite llevar armas a todo aquel que quiera...apaga y vamonos!

Michael Moore hizo un gran trabajo con 'Bowling for Columbine', pero la mentalidad americana es así de hipócrita.

Ese doble sentido que los europeos no entendemos, o preferimos no entender, para ellos es algo normal. El derecho a la autodefensa implica muertes, ese es el problema que no entienden.

jr dijo...

la ley USA en materia de defensa personal sigue todavía los modelos del Wild & Far West. El problema reside en la facilidad con que se puede conseguir una arma legalmente (ya no te digo las ilegales). Arenas la llevaba en el vestuario lo que ya obligó a actuar a Stern. Ellos, en su universo, lo consideran totalmente normal ya que muchos son los que en su familia cuentan con un fallecido por arma de fuego...Desde mi punto de vista es totalmente despreciable esta permisividad pero, claro, para ellos es totalmente correcto. Sin ánimo de comparativas, también existe la "Ley Islámica", aceptada por unos y despreciada por los occidentales..

Pirrimarzon dijo...

A eso me refería, que la existencia de una ley no la "legitima" - valga la redundancia - moralmente. Cambiar una enmienda de una constitución no es moco de pavo, pero estamos hablando de situaciones poco o nada asimilables de tiempos demasiado remotos. La constitución americana data de finales del siglo XVIII... ¿acaso creen que se pueden seguir aplicando los mismos criterior que en aquella época? ¿no sería revisable? Claro, ellos son los EEUU, la nación perfecta, el país utópico, sin fallos, incorruptibles e infalibles... (entiéndase la ironía).

En definitiva, que hay que tocar demasiados estamentos como para provocar un cambio de mentalidad tan radical, que la sociedad americana necesita y seguirá necesitando por mucho tiempo.

Saludos