Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

miércoles, 28 de enero de 2009

La ruleta de la fortuna de Marion


Curiosa la temporada de Shawn Marion en los Heat. A pesar de ser un jugador de valía contrastada, forjada sobre todo en su etapa de los Suns de Mike D'Antoni, en Miami no paran de buscarle novias. Que sí, que llegó a Miami para que éstos se pudieran quitar el lastre del contrato de Shaquille, que el estilo de juego sin un base asistenciador (si se me permite la expresión) no le beneficia, que para esa labor ya draftearon a Michael Beasley, todo lo que queráis. Pero la pregunta es, ¿por qué tanta obsesión en traspasarle cuando puede contribuir?

La lista de futuros destinos no es corta. Suenan Sacramento y Toronto ahora mismo, pero hace relativamente poco tiempo Los Angeles Lakers y New York Knicks estaban al acecho. Los Knicks... ese gran equipo cuya meta es batir el récord del mundo de traspasos en un año. Aunque claro visto lo visto, tampoco les va tan mal. A la lista anterior siempre hay que sumarles otras franquicias con el culo inquieto y agenda completa; Portland, que siempre busca asiento para LaFrentz; Memphis, que pese a Marc, son conscientes de la terrible debilidad interior que tienen; y Charlotte, que últimamente también está en el candelabro (parafraseando a la ínclita modelo de garrafón).

A lo que iba, que el cartel de Marion for sale lleva colgado un tiempo en la fachada de Miami. ¿A cuento de qué? Su objetivo fundamental es Carlos Boozer, el teórico ala-pívot titular - y digo teórico por que a día de hoy me quedan dudas sobre si Millsap pugnaría en igualdad de condiciones con Boozer - que cumple contrato este año, aunque tiene una player option para la siguiente temporada. Boozer es un interior de pleno derecho, no como Marion, que es un reconvertido. Aunque es fuerte y anotador en el poste, tampoco creo que solvente los problemas en cuanto a intimidación y defensa, por su limitada altura y media capacidad atlética. Claro que, si cuenta con el visto bueno de Spoelstra, será bienvenido.

La duda es, ¿y a quién pones en el puesto de pívot? ¿Al mismo Boozer? ¿Otro traspaso? El cuento de nunca acabar... ¿Te inventas un Joel Anthony? Creo que esto no termina aquí. Vaya, si Anthony es la solución, con todos los respetos para el canadiense, casi prefiero a Papadopoulos... ¿Cómo? ¿Qué he dicho? No me hagáis caso, esas palabras no han salido de mi boca ¡siempre lo negaré!

4 comentarios:

BigBen dijo...

y como necesitan un 5 en condiciones que les pueda dar un buen rendimiento...ahi es cuando aparece Brad Miller y Sacramento gana enteros para el verano.

ahora ya en serio. si traspasan a Marion buscaran la opcion Boozer en verano, y sino, se arriesgaran con Miller y a ver que pasa.

imaginauta dijo...

No he visto mucho a los Heats, pero parece que el equipo no se resiente mucho por la ausencia de Marion.

Michael Beasley sale desde el banco y tiene un rendimiento irregular, pero se intuye potencial.

Luego tanto Diawara como 3 como Haslem de 4 han disimulado bien su baja. Mala cosa para un jugador que no se le eche en falta.

Los problemas están en el puesto de center donde Joel Anthony es un desastre y Magloire está fatal.

No tengo muy claro que Boozer sea la pieza que les falta para poder volver a asaltar el anillo, pero si que entiendo que deben de hacer algún movimiento puesto que la parejita de bases es realmente jugosas y Wade con más ayuda puede aspirar al anillo.

Pirrimarzon dijo...

Y podrían traspasar para conseguir a los dos, Boozer y Miller? Creo que sólo les da para uno de ellos, porque nadie tragará por un Magloire, por ejemplo.

En cuanto a Diawara y Haslem, pues como que no les veo. Haslem es más fiable, pero con la dichosa indefinición de posición no está carburando como otros años.

Y Diawara es una calamidad de jugador, un físico descomunal para defender y poco más.

Lo que no entiendo es que, si Beasley tiene potencial, que lo demuestre en la cancha. A un novato negarle los minutos es como negarle el pan, y además con los "endiosado" que venía Beasley de la NCAA, un tortazo de este tipo puede provocar que no explote totalmente, o lo que es peor, que lo haga en otra franquicia después de acabar su contrato de novato.

Saludos

Álvaro Martínez dijo...

Hombre, parece lógico, ¿no? Con ese contrato, y con Beasley en su posición... casi mejor dejarte los cuartos en alguna otra cosa...