Por circunstancias personales, me mantendré desconectado del blog durante un tiempo. Espero volver lo antes posible.

Gracias por vuestra comprensión y un saludo a todos.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Un amor predestinado por el March Madness

Haciendo un repaso a los últimos movimientos en el mercado NBA, me fijo en el fichaje de Kenny Hasbrouck por Miami Heat. Se trata de un escolta anotador procedente del Siena College, primer jugador de esta universidad que juega en la NBA. Hasta ahí todo correcto.

Me pongo a pensar: "Siena... En esa universidad se tiene que vivir el baloncesto... Voy a ver qué jugadores tiene...". He aquí su plantilla para esta temporada. Además, veo que juega contra Purdue el día 19 en el March Madness. Magnífico.

Mi sorpresa llega cuando leo que en el puesto de base juega un descendiente de Bécquer, un romántico empedernido, un jugador de otro tiempo, el único tipo al que no le importa pregonar a los cuatro vientos que está enamorado: Just-in'love Smith. ¿Se puede tener un nombre más revelador que ése? Aunque sólo sea por seguir viendo en la competición a Just-in'love, me voy a hacer un poco de los Saints de Siena. Ese nombre sólo es comparable al del excéntrico mito del club de "Juan Palomo" World B. Free. ¡Just-in'love, nosotros también te queremos!

Rizando el rizo, dije antes que los Saints se enfrentaban este viernes a los Boilermakers de Purdue. Alucinado por las casualidades, descubro que en la plantilla de los Boilermakers juega el contrapunto de Just-in'love, y por ende, su media naranja: Stevie Loveless. ¡Madre del amor hermoso! El pobre Stevie deambula por las canchas con el único propósito de encontrar el amor de su vida. Pero el momento está cerca. Cuando Siena y Purdue se batan en duelo sobre el parqué el próximo viernes, Just-in'love y Loveless serán testigos en primera persona del fulgor de las flechas de Cupido. Un amor predestinado por el March Madness y por el travieso dios del amor.

No hay vuelta de hoja, este encuentro termina en enlace sí o sí, y me apunto a la celebración. Obviamente, los honores de maestro de ceremonias hay que dejárselos a Kevin Love, pero la marcha nupcial corre a cuenta del tito Coverdale:


10 comentarios:

J. Mercadal dijo...

Just'in Love. Nombre de jugón total.

Curioso, sin duda.

Pirrimarzon dijo...

Se juntan dos buenos, Just-in'love y Loveless...

Saludos

J-Bo dijo...

jajajaj vaya dos se van a juntar!!

Saludos, Pirri!

BigBen dijo...

Jajjajaja, gran nombre!

Solo por eso voy a seguirle, lo acabo de decidir.

saludos!

General Espartero dijo...

Jajajajajaja! Qué grande eres Pirri, tremendo post!

Es que hay cada uno que no tiene sentido del ridículo. ¿Os imagináis a alguien en España con los clásicos nombres de chistes? ¿Armando Casas? ¿Carmelo Cotton? ¿C. Bo John?

Por cierto, ¿qué medios hay para seguir el basket universitario? A estas alturas de la temporada se hace indispensable (leáse por 'seguir' ver partidos)

Un saludo!

Pirrimarzon dijo...

@J-Bo: Cada uno es la media naranja del otro, jeje

@BigBen: Hoy es el gran día!!

@General: Ni los Gomaespuma habría pensado nombres más molones, jeje. Me acuerdo de Francisco Lorinco Lorado, grandísimo reportero!!

Para seguir la NCAA, el link de siempre:

http://mmod.ncaa.com/

Aquí se pueden ver todos los partidos online e incluso en diferido. Por cierto, ya hay sorpresas: Georgetown, Notre Dame, Vanderbilt, Texas o Marquette a la calle.

Saludos!!

Salva Ortega March dijo...

Que de risas me he echado leyendo tu entrada!!!

Brutal!!

Pirrimarzon dijo...

@Salva: En eso consistía, jeje.

Saludos

Almanzor dijo...

Siempre es bueno pensar que hay padres que ponen ese nombre a su hijo: Just'in Love!

Saludos y genial post

Pirrimarzon dijo...

@Almanzor: Mejor así que llamarse BrokenRubber...

Saludos!